Publicado 25/11/2021 14:49CET

Tanzania.- El Banco Mundial aplaude a Tanzania por retirar la prohibición de escolarización de alumnas embarazadas

Archivo - La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan
Archivo - La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan - TANZANIAN STATE HOUSE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOT

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Banco Mundial ha aplaudido la decisión del Gobierno de Tanzania de poner fin de la prohibición de volver a la escuela a alumnas embarazadas y madres adolescentes, una medida aprobada en 2002 y aplicada desde 2017.

"El Banco Mundial aplaude el anuncio del Gobierno de Tanzania sobre la retirada de las barreras al acceso a la educación, incluidas aquellas que evitaban que niñas embarazadas o madres jóvenes acudieran a la escuela formal", ha dicho el organismo a través de un comunicado.

Así, ha resaltado que "esta importante decisión subraya el compromiso del país con apoyar a las niñas y las mujeres jóvenes a mejorar sus oportunidades de recibir una mejor educación", antes de detallar que "más de 120.000 niñas abandonan la escuela cada año en Tanzania", incluidas 6.500 que lo hacen "por estar embarazadas o tener hijos".

"El Banco Mundial apoya firmemente las políticas que incitan la educación de las niñas y hacen posible que todas las estudiantes sigan en el colegio", ha manifestado, antes de recalcar que "colaborará" en la aplicación de esta medida en el país africano.

Por último, el organismo ha hecho hincapié en que "hacer que la educación sea mejor, más segura y más accesible es clave para avanzar en el desarrollo social y económico de Tanzania".

El anuncio sobre el fin de la prohibición fue realizado el miércoles por la ministra de Educación tanzana, Joyce Ndalichako, que indicó que las autoridades permitirán volver al colegio a las estudiantes que han abandonado las clases, incluidas aquellas afectadas por la prohibición tras quedar embarazadas, una vez que hayan dado a luz.

Esta política fue aplicada por primera vez en el país en los años sesenta del siglo XX, lo que implicó que las alumnas fueran sometidas a pruebas de embarazo obligatorias y se expusieran a ser arrestadas en caso de quedar embarazadas.

Por su parte, el fallecido presidente John Magufuli defendió la medida y resaltó que "mientras fuera presidente", ninguna alumna embarazada podría volver a la escuela. "No podemos permitir que este comportamiento inmoral permee nuestras escuelas de primaria y secundaria", señaló en 2017, en medio de las críticas por parte de organizaciones internacionales.

La actual presidenta, Samia Suluhu Hassan, accedió al cargo en marzo tras el fallecimiento de Magufuli, suceso achacado a un problema cardiaco, en medio de las especulaciones sobre la posibilidad de que se hubiera contagiado de coronavirus.

En Tanzania, las relaciones sexuales con niñas menores de edad son penalizadas. Sin embargo, existe un privilegio especial por el que la ley de 1971 permite el matrimonio a los 15 años con el consentimiento paterno o de un tribunal.

Tanzania tiene una de las tasas de natalidad y embarazo adolescente más altas del mundo con un 21 por ciento de madres adolescentes entre los 15 y los 19 años, según un estudio realizado entre 2015 y 2016 por el Instituto de Estadística. Más de 55.000 mujeres y niñas de Tanzania fueron expulsadas de sus centros educativos durante la última década, según un informe de 2013 del Centro de Derechos Reproductivos.

Contador