Publicado 23/04/2021 15:51CET

Tanzania.- La presidenta de Tanzania promete reunirse con los dirigentes de los partidos opositores

La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan
La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan - CONTACTO PHOTO

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan, ha asegurado que tiene entre sus objetivos reunirse con los dirigentes de los principales partidos opositores del país, en un gesto de apertura cerca de un mes de acceder al cargo tras la repentina muerte de su predecesor, John Magufuli.

"Para proteger las libertades democráticas del país, espero reunirme con los líderes de los partidos políticos de Tanzania para dirigir de forma colectiva unas políticas productivas y defiendan los intereses del país", ha señalado, en el marco de su primer discurso ante el Parlamento.

En este sentido, Suluhu Hassan se comprometió a trabajar para proteger la democracia y las libertades, que describió como "los pilares de la paz en cualquier país y factores clave a la hora de estimular el desarrollo social, económico y político".

El anuncio de la presidenta, que durante las últimas semanas ha apostado por aumentar el espacio democrático en el país africano e incluso cambiar el rumbo de la respuesta ante la pandemia, marcada por la falta de datos y la apuesta de Magufuli por remedios sin base científica, ha sido recibido con división de opiniones por parte de la oposición.

Así, el secretario general de Chadema, John Mnyika, ha indicado que el mensaje "debe recibirse con cautela" debido a que "hay muchos asuntos que no han sido abordados en su discurso, incluida la nueva Constitución y la restricción de las actividades políticas".

"Se supone que iba a anunciar el reinicio del proceso de redacción de la nueva Constitución para que el Parlamento inicie el proceso de aplicación. Hay un enorme vacío ahí", ha defendido Mnyika, en unas declaraciones concedidas al diario tanzano 'The Citizen'.

Por su parte, el secretario de ACT-Wazalendo, Ado Shaibu, ha aplaudido la decisión de la presidenta. "Damos la bienvenida a su promesa con un corazón limpio porque esto va a marcar un nuevo capítulo par la política del país", ha destacado.

La presidenta ordenó a principios de mes el fin de una serie de prohibiciones emitidas por Magufuli contra varios medios del país a los que les fue revocada la licencia, antes de resaltar que es necesario garantizar que las compañías de medios "respetan las leyes del país".

"No se puede prohibir sólo porque se tenga el poder de prohibir. Retiren las prohibiciones, pero garanticen que siguen las regulaciones del Gobierno", recalcó. "Haremos frente a los que eviten que la gente exprese sus opiniones sobre los desafíos a los que hacen frente", sostuvo.

Suluhu Hassan, quien era vicepresidente cuando murió Magufuli, ha dado hasta ahora una serie de discursos públicos en los que ha marcado distancias con su predecesor, criticado por la oposición y la comunidad internacional por la reducción del espacio democrático y las detenciones de opositores y activistas.

Magufuli obtuvo la reelección para un segundo mandato con cerca del 83 por ciento de los votos en las presidenciales de octubre de 2020, tras lo que el principal candidato opositor, Tundu Lissu, afirmó que no reconocía su victoria por irregularidades en el proceso.

Lissu, quien posteriormente fue brevemente detenido por convocar protestas y huyó del país a raíz de su liberación, dijo el jueves que estaba dispuesto a volver a Tanzania si la nueva presidenta le daba una serie de garantías, incluidas de seguridad, tras sobrevivir en 2017 a un intento de asesinato.

Contador