Publicado 08/05/2020 22:59CET

Tensiones en el Gobierno de Sudán del Sur tras el rechazo de Machar al acuerdo sobre los estados anunciado por Kiir

Sudán del Sur.- Acuerdo para el despliegue en un plazo de 30 días de las fuerzas
Sudán del Sur.- Acuerdo para el despliegue en un plazo de 30 días de las fuerzas - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Las tensiones en el seno del Gobierno de unidad surgido del acuerdo de paz de 2018 en Sudán del Sur han aumentado nuevamente después de que el antiguo líder rebelde y vicepresidente, Riek Machar, haya rechazado el anuncio de la Presidencia sobre el reparto del control en los estados del país.

El presidente, Salva Kiir, anunció el jueves que se había alcanzado un acuerdo sobre el reparto durante una reunión en la que estuvieron presentes los cinco vicepresidentes del país, incluido Machar, quien se ha distanciado este viernes de las declaraciones del mandatario.

Así, desveló que los estados de Ecuatoria Central --en el que está la capital, Yuba--, Ecuatoria Oriental, Lagos, Warrap, Bahr el Ghazal Norte y Unidad estarían en manos de su formación, mientras que Jonglei, Bahr el Ghazal Occidental y Ecuatoria Occidental estarían controlados por el opositor Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO). Alto Nilo quedaría en manos de la Alianza de Oposición de Sudán del Sur.

Sin embargo, Machar ha resaltado que Kiir ha adoptado la decisión de forma unilateral y "sin tener en cuenta la importancia relativa que tiene cada partido en cada uno de los estados o condados", tal y como ha indicado el SPLM-IO en un comunicado publicado durante la jornada.

Por otra parte, ha recalcado que el anuncio del presidente concede seis estados a su formación, en lugar de los cinco contemplados por el acuerdo alcanzado previamente, mientras que Otros Partidos Políticos (OPP) no recibe ninguno aunque estaba pactado que estuviera al frente de uno.

"En lo que concierne a nosotros, el bloqueo en torno al reparto de los estados sigue en pie", ha recalcado Machar en su comunicado. Este reparto, junto con la unificación de las fuerzas de seguridad, está siendo el principal obstáculo del Gobierno de unidad para materializar el acuerdo de paz.

Por su parte, líderes de OPP han criticado igualmente el anuncio de Kiir y han manifestado que "no es justo que la Presidencia no incluya a ningún miembro del OPP para discutir los asuntos sobre el bloqueo en la aplicación del acuerdo, siendo el OPP central en este asunto".

Así, han argüido que la decisión del presidente sursudanés busca excluir a algunas de las partes firmantes del acuerdo de paz de la aplicación de las cláusulas del mismo, según ha informado la emisora Eye Radio.

Sudán del Sur cuenta desde el pasado 22 de febrero con un Gobierno de unidad resultado del acuerdo de paz firmado en 2018 entre el Gobierno de Kiir, con buena parte de los grupos rebeldes, entre ellos el liderado por Machar.

El asunto de los estados fue ya uno de los asuntos más espinosos antes de la formación del Ejecutivo de unidad, debido a las diferencias entre Kiir y Machar en lo relativo a la división territorial del país africano.

Finalmente, el Gobierno aprobó en febrero una resolución apoyando el regreso a la división territorial en diez estados y tres áreas administrativas --Abyei, Ruweng y Gran Pibor--, anunciada por Kiir.

Machar rechazó la oferta y criticó especialmente las tres áreas administrativas, que describió como "otra caja de Pandora" por el conflicto comunitario que comportan y reiteró su apuesta por mantener únicamente diez estados.

Cuando Sudán del Sur se independizó de Sudán en 2011, el país contaba con diez estados. En 2014, cuando el actual conflicto ya había comenzado, Machar pidió dividir el país en 21 estados, tras lo cual Kiir volvió a trazar el mapa y dividió Sudán del Sur en 28 estados, que posteriormente se convirtieron en 32.