Publicado 10/04/2015 06:00CET

Texas ejecuta a un reo condenado por matar a un policía en 2002

Ejecución, pena de muerte, inyección letal
REUTERS

WASHINGTON, 10 Abr. (Notimérica) -

El estado de Texas ha ejecutado este jueves a Kent Sprouse, de 42 años, un reo condenado a la pena capital por matar de varios disparos de escopeta a un oficial de Policía de Dallas en el año 2002, tal y como han confirmado las autoridades carcelarias.

Sprouse, un adicto a la metanfetamina, fue declarado culpable de matar el 6 de octubre de 2002 al agente de policía Marty Steinfeldt, de 28 años, durante un tiroteo en una gasolinera situada en la localidad de Ferris, a unos 32 kilómetros al sureste de Dallas.

El agente llegó al lugar de los hechos después de recibir un aviso en el que se informaba de un tiroteo previo protagonizado por el propio Sprouse contra Pedro Moreno, de 38 años, quien se encontraba llenando el tanque de gasolina de su automóvil.

Sprouse fue acusado del homicidio de Moreno, pero no fue procesado por ello, y el juicio en su contra sólo fue relacionado a la muerte del agente Steinfeldt, tal y como detalla la agencia de noticias Notimex.

El Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) ha confirmado el fallecimiento de Sprouse, de origen británico, tras recibir la inyección letal en la cámara de la muerte de la Unidad Carcelaria Walls, en Huntsville, Texas. Se trata del quinto reo ejecutado en este estado en lo que va de año.