Publicado 17/03/2020 13:54:36 +01:00CET

Togo.- El arzobispo emérito de Lomé llama a la "resistencia" tras la retirada de la inmunidad al líder opositor en Togo

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo emérito de Lomé, monseñor Philippe Kpodzro, ha hecho un llamamiento a todos los togoleses a la "resistencia legal y generalizada" contra la retirada de la inmunidad parlamentaria de Agbéyomé Kodjo, quien quedó segundo en las elecciones presidenciales del 22 de febrero en Togo y reivindica haber sido el ganador de las mismas.

El Parlamento retiró el lunes la inmunidad de Kodjo, diputado del Movimiento Patriótico para la Democracia y el Desarrollo (MPDD), a quien el fiscal general investiga por varios cargos que podrían llevarle a prisión.

Ante estos hechos, el arzobispo, principal valedor de la candidatura de Kodjo en las elecciones, reclamó a última hora del lunes a los togoleses que entablen "una resistencia legal y generalizada", "sin derramamiento de sangre". Para ello, les ha conminado a "hacer ruido, hacer sonar las campanas de las iglesias, tocar el tam-tam y golpear cacerolas para dejar sordos a todos".

"No tenemos armas ni queremos un baño de sangre", aseguró, insistiendo en la necesidad de hacer ruido para "denunciar esta injusticia que el poder acaba de cometer contra el pueblo", según informan los medios locales.

El arzobispo emérito insistió nuevamente en que el presidente del país, Faure Gnassibgé, ha "robado" la victoria a Kodjo, pese a que el Tribunal Constitucional avaló el que será su cuarto mandato consecutivo tras obtener más del 70 por ciento de los votos.

"Quienes han desviado los votos de la población y usurpado el poder quieren poner entre rejas al verdadero vencedor de las elecciones presidenciales del 22 de febrero", insistió monseñor Kpodzro.

Kodjo, quien fue primer ministro con Gnassigbé Eyadema, padre del actual mandatario, es acusado de atentar contra la seguridad del Estado, difusión de noticias falsas y otros delitos. Ahora que le han retirado la inmunidad parlamentaria, podría ser detenido en cualquier momento.

En este sentido, tras conocerse la semana pasada los cargos en su contral, el líder opositor aseguró que no teme ir a la cárcel. "Un líder que no está dispuesto a morir por una causa no es un líder", aseguró. "Ya he estado dos veces en la cárcel así que puedo volver una tercera, no me preocupa", sostuvo, insistiendo en que él no tiene "armas ni dinero" pero tiene "a Dios de su lado y el del pueblo".

Según el resultado definitivo de las presidenciales, Gnassigbé se impuso con el 70,78 por ciento de los votos, mientras Kodjo obtuvo el 19,46 por ciento, y tercero fue el veterano opositor Jean Pierre Fabre, con el 4,68 por ciento.

Tras dos años de protestas en su contra y en medio de una sociedad que no ha conocido a otro presidente que no sea un miembro de la familia Gnassigbé en 50 años, el Parlamento aprobó en 2019 la vuelta a la limitación de los dos mandatos presidenciales en la Constitución, que había suprimido Gnassigbé Eyadema en 2002 para poder seguir en el cargo.

Pero como ya han hecho otros mandatarios, el cambio constitucional supuso poner el contador a cero para Gnassigbé, quien sucedió a su padre en 2005 cuando este falleció. Así pues, el presidente podría seguir en el cargo otros diez años más si logra imponerse en las próximas elecciones 2025.

Contador