Publicado 12/10/2021 10:49CET

El TPLF habla de "miles" de muertos ante lo que describe como la "ofensiva final" del Ejército de Etiopía en Tigray

El Ejército acusó el lunes a los rebeldes de mentir tras sus denuncias sobre un ataque "en todos los frentes"

MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) ha hablado este martes de "miles" de muertos ante lo que describe como "la ofensiva final" del Ejército etíope en la región de Tigray (norte), sin que las autoridades etíopes se hayan pronunciado por ahora sobre la situación sobre el terreno.

"El ataque terrestre de la 'ofensiva final' de (el primer ministro etíope) Abiy Ahmed está en su segundo día. Miles han muerto en la última ronda de esta campaña imprudente", ha señalado el portavoz del grupo, Getachew Reda, a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Nuestras fuerzas están aguantando sobre el terreno y más. La última aventura sólo puede ayudar a profundizar las pérdidas de Abiy. Punto y final", ha manifestado Getachew, quien ha destacado que "Tigray prevalecerá".

El Gobierno federal no se ha pronunciado por ahora sobre las denuncias del TPLF en una ofensiva en Tigray, si bien el Ejército acusó el lunes a los rebeldes de propagar mentiras e intentar presentarse a la vez como víctimas y vencedores.

"Debe saberse que, si nuestras fuerzas defensivas inician una ofensiva total en línea con su propio plan, eso será llevado a cabo incluso antes de que (el TPLF) empiece a quejarse sobre que es atacado", dijo, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

Asimismo, la portavoz de Abiy, Billene Seyoum, apuntó en Twitter que "durante los últimos meses ha quedado absolutamente claro los ataques e insultos del TPLF contra ciertos individuos para escapar a la rendición de cuentas por las atrocidades que siguen cometiendo mientras mantienen secuestrado al pueblo de Tigray en nombre de su agenda limitada y destructiva".

El propio Getachew denunció el lunes una "ofensiva en todos los frentes" en la región de Tigray por parte del Ejército de Etiopía, días después de que Abiy tomara posesión para un segundo mandato. Así, dijo que el primer ministro "ha decidido continuar su guerra genocida".

"En la mañana del lunes 11 de octubre de 2021, el Ejército etíope, con apoyo de fuerzas de Amhara, ha lanzado ofensivas coordinadas en todos los frentes", manifestó, ofensiva en la que contaría con "cientos de miles de combatientes regulares e irregulares" y "artillería, carros de combate, drones y aviones de combate".

"El pueblo y el gobierno de Tigray se ven forzados a una guerra que no quieren pero que deben ganar para garantizar su supervivencia", indicó el portavoz del TPLF. "Hemos expresado en repetidas ocasiones nuestro compromiso con un alto el fuego pactado", añadió.

El conflicto comenzó en noviembre del año pasado cuando Abiy ordenó una ofensiva militar en represalia por un ataque a una base del Ejército en Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias, finalmente celebradas en junio y en las que Abiy logró una victoria aplastante ante los llamamientos al boicot y la falta de votación en varias zonas --entre ellas Tigray-- por la inseguridad.

Sin embargo, el TPLF logró importantes avances en junio que le permitieron recuperar Mekelle, tras lo que Abiy anucnió un alto el fuego unilateral citando motivos humanitarios, rechazado por el grupo, que expandió su ofensiva a las adyacentes regiones de Amhara y Afar, haciendo temer una propagación de la guerra al resto del país.

Contador