¿De qué trata el 'Plan Marshall' para Centroamérica que México presentó ante EEUU?

Obispos mexicanos piden atender a los inmigrantes "con criterios evangélicos" y no como "gente de mal"
REUTERS / JORGE CABRERA - Archivo
Publicado 27/05/2019 11:03:46CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 27 May. (Notimérica) -

   Como consecuencia del aumento continuado de los flujos migratorios provenientes del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala) impulsados, principalmente, por la pobreza e inseguridad, el Gobierno mexicano está buscando la manera de convencer a Estados Unidos, país objetivo de las personas migrantes, para invertir 10.000 millones de dólares en lo que se ha denominado como un 'Plan Marshall' para Centroamérica.

   Este plan, que busca impulsar el desarrollo del Triángulo Norte de Centroamérica fue presentado en el Departamento de Estado de EEUU por el canciller de México, Marcelo Ebrard, quien tenía previsto exponerlo ante el Secretario de Estado, Mike Pompeo, pero este fue convocado a última hora por el presidente de EEUU, Donald Trump; y en su lugar fue recibido por el subsecretario de Estado, John Sullivan.

   Ebrad tenía claro el principal propósito de su visita: exponer el Plan de Desarrollo para México y los países de Centroamérica, desarrollado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) --y que el pasado 20 de mayo fue presentado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en Ciudad de México--, partiendo de la base de que "el flujo migratorio está creciendo muchísimo y se requiere una respuesta efectiva".

   Aunque el nombre de este plan hace alusión al programa reconstrucción de los países europeos una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, el proyecto tiene unas singularidades estudiadas por México como una opción viable para abordar el tema migratorio.

OBJETIVO

   El proyecto mexicano busca que El Salvador, Honduras, Guatemala y el sur de México puedan incorporarse al desarrollo de las áreas de energía, infraestructura e inversión, cada uno con sus propios recursos, refirió el canciller, aunque se pretende que EEUU invierta más de 10.000 millones de dólares.

   En diciembre de 2018, Washington indicó que participaría con 35.600 millones de dólares para promover el desarrollo en Centroamérica y el sur de México, con el objetivo de frenar la migración. Ahora, los promotores de la iniciativa buscan obtener "un aporte internacional contundente".

   "No es un planteamiento de asistencia, como en el pasado, se trata de responder a una pregunta muy sencilla: ¿están creciendo los flujos migratorios? La respuesta es sí, y el grueso del flujo es por pobreza y razones sociales, lo que llamamos migración forzada, y la forma de resolver esto es que la gente tenga oportunidades donde habita", indicó Ebrard.

   Por su parte, la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, indicó que las cinco causas estructurales que promueven la migración en la región son: bajo crecimiento económico y desigualdad; crecimiento demográfico; sequías e inundaciones; región más violenta del mundo y la diferencia salarial frente a Estados Unidos.

   A su vez, Bárcena destacó que uno de los principales motivos de la migración es la desigualdad, ya que el 10% más rico en México y el triángulo norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador) gana 70 veces más que el sector de menores ingresos.

   Por ello, también busca destinar el 25% del Producto Interior Bruto (PIB) de cada país a fomentar la inversión productiva, tanto pública como privada.

Contador