Actualizado 07/04/2015 17:46:28 CET

Tres estados en México desvían 400 millones de pesos a sindicatos de maestros

CNTE
Foto: TWITTER/@EMIRY_JUNKIIE

MÉXICO DF, 7 Abr. (Notimérica) -

   Los gobiernos de los estados mexicanos de Michoacán, Oaxaca y Guerrero han desviado 416,5 millones de pesos (28 millones de dólares) de los Fondos de Aportaciones a la Educación Básica, que concede el Gobierno Federal, a los miembros de la Comisión Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el sindicato de maestros más combativo de México.

   Según informa el diario mexicano 'Milenio', a través de bonos, gratificaciones, incentivos y la donación de recursos económicos que servían para apoyar sus movilizaciones, los gobiernos de estos tres estados han financiado a este sindicato de maestros que recientemente amenazó con convocar una huelga para paralizar la reforma educativa que pretende implantar el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

   Además, han protagonizado algunas de las protestas más violentas por la desaparición de los 43 'normalistas' de Ayotzinapa y han anunciado que se sumarán a la campaña de boicot a las elecciones que han promovido los familiares de estos estudiantes de magisterio.

   Michoacán fue el estado que más dinero destinó a este sindicato, 331,2 millones de pesos (22 millones de dólares), mientras que la cantidad que desvió Oaxaca asciende a 85,3 millones de pesos (5,73 millones de dólares) y la de Guerrero a 10,8 millones de pesos (725.000 dólares), el único estado que ya ha devuelto estos recursos procedentes de los Fondos de Aportación a la Educación Básica.

   De los 331,2 millones de pesos que destinó Michoacán a este sindicato, 223,7 millones se transfirieron a maestros que formaban parte de esta organización, bajo conceptos como "bono estatal de productividad", "bono de recuperación salarial", "bono de ajuste", "bono de apoyo a la economía", "estímulo a la superación educativa", "compensación docente y administrativa", "incentivo a la labor" o "eficiencia en el trabajo homologado", entre otros.

   Dinero que el Gobierno Federal destinó a Michoacán para mejorar la educación pública de un estado que cuenta con graves deficiencias, según el último informe PISA. Además, en los últimos resultados de exámenes realizados a alumnos de la educación secundaria de todo el país, un 88,7 por ciento de los estudiantes evaluados de este estado suspendieron en la asignatura de español y un 85,2 por ciento obtuvo una calificación de insuficiente en matemáticas.

   En Oaxaca, el Gobierno del estado otorgó 54,7 millones de pesos (3,7 millones de dólares) a 190 sindicalistas de la CNTE, mientras en Guerrero 10,6 millones de pesos (712.000 dólares), desviados de los Fondos de Aportaciones a la Educación Básica, fueron repartidos entre 31 maestros pertenecientes a esta organización.