Publicado 29/07/2020 18:45CET

Un tribunal de Egipto condena a tres años de cárcel a una mujer por "promover la inmoralidad" a través de redes sociales

Egipto.- Un tribunal condena a tres años de cárcel a una mujer por "promover la
Egipto.- Un tribunal condena a tres años de cárcel a una mujer por "promover la - Jens Kalaene/dpa-Zentralbild/dpa - Archivo

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Egipto ha condenado este miércoles a tres años de cárcel a una mujer por "promover la inmoralidad" a través de sus publicaciones en la red social Tik Tok, en la sexta sentencia de este tipo en lo que va de semana.

El tribunal ha indicado que la mujer, Manar Samy, deberá además pagar una multa de 300.000 libras egipcias (cerca de 15.960 euros) por "incitar a la inmoralidad y la depravación", si bien ha indicado que puede pagar 20.000 libras (unos 1.065 euros) para que la sentencia quede suspendida.

Samy fue detenida el 1 de julio junto a una segunda persona con un arma y drogas en su posesión, según afirmaron las autoridades, después de que un abogado la demandara por "indecencia" a raíz de sus vídeos, en los que sale cantando y bailando, tal y como ha recogido el diario 'Al Ahram'.

La condena ha sido emitida dos días después de que un tribunal sentenciara a dos años de cárcel a dos mujeres conocidas por sus publicaciones en redes sociales por "promocionar la inmoralidad" y "violar los valores familiares" a través de comentarios y vídeos publicados a través de Tik Tok.

Las acusadas, conocidas como 'Las chicas Tik Tok', fueron recientemente arrestadas tras ser acusadas de utilizar su cuenta en esta red social para "promocionar el libertinaje", y una de ellas fue imputada por cooperar con redes de tráfico de personas y de utilizar a mujeres para cometer crímenes que violan los "principios y valores de la sociedad egipcia".

Las 'influencers', Hanin Hossam y Mauada Eladm, fueron condenadas junto a otras tres mujeres acusadas de complicidad con ellas. Estas tres mujeres, cuyas identidades no han trascendido, recibieron la misma sentencia, en medio de las críticas y activistas y organizaciones civiles del país africano.