Publicado 19/11/2021 14:44CET

Un tribunal de Egipto ratifica la inclusión en la lista de terroristas de un excandidato presidencial y un activista

Archivo - El presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi
Archivo - El presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Casación de Egipto ha rechazado una petición contra la inclusión del excandidato presidencial Abdel Moneim Abul Futu y del destacado activista Alaa Abdelfatá, entre otros, en la lista de terroristas del país africano.

La decisión fue adoptada en noviembre de 2020 por un tribunal egipcio que aprobó una lista con un total de 26 nombres, entre los que figura además Hasán Jairat el Shater, hijo de Jairat el Shater, 'número dos' de la organización islamista Hermanos Musulmanes.

El tribunal dictó su veredicto a raíz de una petición presentada por la Fiscalía en relación con un caso de terrorismo en 2019 y por los supuestos lazos de estas personas con Hermanos Musulmanes, declarada una organización terrorista tras el golpe de Estado de 2013.

La decisión, ahora ratificada por el Tribunal de Casación, la más alta instancia judicial del país --por lo que no caben ya más recursos--, implica que los afectados no pueden abandonar el país y tienen sus activos congelados, según ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

Abul Futu, de 70 años, fue arrestado en 2018 y hace frente a cargos por ocupar un cargo de liderazgo en Hermanos Musulmanes, financiación del terrorismo, difusión de "noticias falsas" y posesión de armas y municiones, entre otros cargos.

El político, detenido a su regreso al país desde Londres, abandonó Hermanos Musulmanes en 2011 para presentar su candidatura a las presidenciales que se celebraron tras la caída de Hosni Mubarak, una votación en la que recabó cerca del 18 por ciento de los apoyos.

Por su parte, Abdelfatá es un importante bloguero egipcio que permanece detenido desde septiembre de 2020 tras su arresto junto al abogado pro Derechos Humanos Mohamed el Baqer durante una protesta. El activista fue liberado en marzo de 2019 tras cumplir una condena de cinco años de cárcel por participar en manifestaciones no autorizadas.

El fallo del Tribunal de Casación ha llegado un día después de que el exparlamentario Zia al Eleimi y los periodistas Hosam Moenes y Hesham Fuad fueran sentenciados a penas de cárcel por "propagar noticias falsas" y "sugerir la ilegalidad de las instituciones estatales", un caso en el que también fueron condenados tres activistas.

El presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, llegó al poder en julio de 2013 mediante un golpe de Estado que lideró después de una serie de manifestaciones masivas contra el entonces presidente, el islamista Mohamed Mursi, primer mandatario elegido democráticamente en el país y fallecido en 2019 durante una vista judicial contra él.

El dirigente ha impulsado una amplia campaña de represión y persecución contra opositores, tanto de grupos liberales como de organizaciones islamistas como Hermanos Musulmanes, una iniciativa que los grupos de Derechos Humanos han denunciado como la más grave de los últimos tiempos.

Contador