Publicado 18/10/2021 11:21CET

Un tribunal malasio permite al ex primer ministro Najib Razak viajar a Singapur para acudir al nacimiento de su nieto

Archivo - El ex primer ministro malasio Najib Razak.
Archivo - El ex primer ministro malasio Najib Razak. - Izzuddin Abd Radzak/BERNAMA/dpa - Archivo

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Apelaciones de Malasia ha dado el visto bueno este lunes al ex primer ministro Najib Razak para abandonar el país y desplazarse hasta Singapur para poder acudir así al nacimiento de uno de sus nietos.

La corte ha concedido así la solicitud presentada por la defensa del exmandatario, que fue condenado en 2020 a doce años de prisión por corrupción. Najib ha recuperado de forma temporal su pasaporte --que se encontraba en manos de la Justicia-- y podrá desplazarse entre el 20 de octubre y el 22 de noviembre hasta territorio singapurense.

Najib fue hallado culpable de haber blanqueado dinero en el marco de un escándalo multimillo0nario vinculado al fondo estatal 1MDB, si bien ha negado en todo momento la comisión de cualquier tipo de delito y se encuentra en libertad bajo fianza a la espera de que se tramite un recurso.

"La corte considera que la razón dada para salir del país es razonable y permite que se le devuelta temporalmente el pasaporte", ha señalado uno de los jueces, según la agencia de noticias malasia Bernama.

La semana pasada, otro tribunal malasio resolvió una cuestión similar a favor de su mujer, Rosmá Mansor, que también se enfrenta a cargos por corrupción. La defensa de Najib ha confirmado que el ex 'premier' tiene previsto volar el 3 de noviembre a Singapur, donde tendrá que permanecer un periodo de diez días en cuarentena. "El pasaporte será devuelto a su regreso por mí u otros abogados el 22 de noviembre mientras mi cliente realiza otra cuarentena en Malasia", ha dicho.

Najib fue condenado además en julio de 2020 a pagar al Gobierno 1.690 millones de ringgits (cerca de 344 millones de euros) en impuestos pendientes, después de que el Ejecutivo demandara en junio de 2019 a través de la Comisión de Ingresos Internos el pago de esta cantidad.

El antiguo primer ministro se ha enfrentado a acusaciones de blanqueo de dinero desde que el diario 'The Wall Street Journal' informara en 2015 de que se habían trasferido 681 millones de dólares a una de sus cuentas personales.

Un año después, el Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó la transferencia y dijo que los fondos procedían del 1MDB. Además, indicó que un total de 4.500 millones de dólares fueron robados del fondo malasio.