Publicado 26/10/2021 14:48CET

Un tribunal de Pakistán declara contrario al islam el matrimonio forzoso de niñas para solucionar disputas familiares

Un grupo de niñas acuden a clase en Pakistán.
Un grupo de niñas acuden a clase en Pakistán. - Europa Press/Contacto/PPI

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Pakistán encargado de supervisar si las leyes respetan la 'sharia' ha fallado este martes a favor de declarar contraria al islam la 'suara', una práctica en la que niñas, a menudo menores, son entregadas en matrimonio como compensación para finalizar una disputa.

El Tribunal Federal de Sharia (FSC) ha emitido su veredicto en respuesta a una petición presentada por una mujer que consideraba que esta práctica, aplicada en 'yirgas' y 'panchayat' --foros tradicionales para la resolución de disputas--, suponía una violación de los derechos fundamentales de las niñas afectadas.

La 'suara', practicada en algunas zonas del país, implica la entrega de una niña en matrimonio o para que trabaje como sirviente a una familia agraviada para solucionar una disputa, a menudo un asesinato, tras la mediación de un consejo tribal para evitar un círculo de represalias.

Mohamad Aslam Jaki, jurisconsulto en el FSC, ha argumentado que esta práctica viola al menos cuatro derechos fundamentales y ha agregado que a menudo la niña carece de derechos básicos y es sometida a discriminación por la familia a la que es entregada, según ha recogido el diario paquistaní 'Dawn'.

Asimismo, ha incidido en que contraen matrimonio sin su consentimiento, no tienen derecho a la dote o la herencia y no pueden pedir tampoco la disolución del matrimonio a los tribunales del país, al tiempo que ha argumentado que la solución para resolver estas disputas es una compensación económica.

Esta práctica, conocida también como 'vani', fue declarada ilegal en el país en 2005 y 2011, si bien sigue siendo practicada en zonas tribales. Por su parte, el Alto Tribunal de Sindh declaró ilegal este sistema de justicia "paralela" en algunas zonas rurales, si bien la falta de control de las autoridades de las mismas impide que la prohibición sea aplicada en todo el país.