Un tribunal de Ruanda rechaza liberar bajo fianza a 25 personas acusadas de traición y conspirar contra el Gobierno

Publicado 28/10/2019 17:04:48CET

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal militar de Ruanda ha rechazado este lunes liberar bajo fianza a 25 personas, entre ellas un mayor retirado del Ejército, imputadas a principios de mes por conspirar contra el Gobierno y traición.

"El tribunal considera que todos los crímenes de los que son sospechosos hacen que deban permanecer en prisión durante los próximos 30 días", ha dicho el presidente del tribunal, Charles Madudu, quien ha dado cinco días para la presentación de apelaciones.

La Fiscalía había reclamado que los sospechosos fueran mantenidos bajo custodia hasta el inicio del juicio argumentando que no había garantías de que no fueran a fugarse, según ha informado el diario ruandés 'The New Times'.

Los imputados, entre los que hay varios ciudadanos burundeses y ugandeses, fueron detenidos en junio durante unos enfrentamientos en el este de República Democrática del Congo (RDC). Por el momento se desconoce cuándo fueron trasladados a Ruanda.

Todos ellos son sospechosos de ser miembros del Congreso Nacional de Ruanda (RNC), liderado por Kayumba Nyumwasa, un antiguo jefe del Ejército que se distanció del presidente, Paul Kagame.

El RNC ha sido acusado por las autoridades de ejecutar una serie de atentados en Ruanda entre 2010 y 2014 que se saldaron con al menos 17 muertos y más de 400 heridos.

Entre los imputados figura Habin Mudathiru, de 53 años y antiguo oficial del Ejército. El hombre ha comparecido en muletas debido a que sufrió una herida en una pierna durante los combates en RDC.

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, es el único dirigente que ha conocido Ruanda desde el inicio del nuevo milenio. Comandó la fuerza rebelde que acabó con el genocidio de 1994 y se convirtió en vicepresidente hasta que en el año 2000 escaló a la Jefatura del Estado como presidente de un gobierno interino al que pusieron fin los comicios de 2003, los primeros que ganó.

Kagame se hizo con el reconocimiento de la comunidad internacional por llevar a cabo una recuperación económica, pacífica y rápida tras el genocidio de 1994, cuando unos 800.000 tutsis y hutus moderados perdieron la vida.

Por contra, el mandatario ha sufrido duras críticas por parte de grupos de defensa de los Derechos Humanos, que lo han acusado de abusos y torturas, así como de represión contra la oposición y los medios de comunicación independientes.