Trump convoca a los líderes del Congreso para otra reunión el viernes sobre el cierre parcial de Gobierno en EEUU

Publicado 02/01/2019 23:54:06CET
REUTERS / LEAH MILLIS - Archivo

   WASHINGTON, 2 Ene. (Reuters/EP/Notimérica) -

   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha pedido este miércoles a los líderes de ambas cámaras del Congreso que vuelvan a la Casa Blanca el viernes para mantener nuevas conversaciones destinadas a poner fin al cierre parcial del Gobierno por las disputas sobre la financiación de la seguridad fronteriza, tal y como ha desvelado el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.

   McCarthy ha subrayado tras un encuentro entre los líderes del Congreso con el mandatario que Trump quiere encontrar una solución. "Sabemos que tenemos un desafío en la frontera (con México)", ha manifestado.

   "Queremos resolver ese asunto. Queremos garantizar que abrimos este Gobierno. Y creo que, a fin de cuentas, el presidente, tras escucharle, también quiere solucionar esto", ha sostenido.

   Los demócratas han dicho que seguirán adelante con los planes para celebrar una votación el jueves, cuando formalmente se harán con el control de la Cámara de Representantes.

   "Pedimos al presidente que abra el Gobierno", ha dicho la demócrata Nancy Pelosi, que probablemente se convertirá en la presidenta de la Cámara de Representantes.

   Horas antes, Trump había dicho que funcionarios de Seguridad Nacional pedirían un muro en la frontera sur durante la reunión con líderes del Congreso, al tiempo que agregó que está abierto a discutir una vía para dar un estatus legal a inmigrantes conocidos como 'dreamers'.

   Trump invitó a los líderes demócratas y republicanos del Congreso a la Casa Blanca para una sesión informativa sobre seguridad fronteriza, en el duodécimo día de una paralización parcial del Gobierno federal, que comenzó ante la falta de acuerdo sobre la exigencia del presidente sobre la inclusión de 5.000 millones de dólares para el muro en un paquete presupuestario.

   Los tribunales federales han bloqueado los esfuerzos de Trump por poner fin a un programa que protege de la deportación a cientos de miles de indocumentados que fueron llevados a Estados Unidos cuando eran niños y les entrega permisos de trabajo, una iniciativa que comenzó en 2012 bajo la Presidencia del demócrata Barack Obama.

   Tras una reunión en la Casa Blanca el domingo, el senador republicano Lindsey Graham dijo que Trump se mostró abierto a su idea de alcanzar un acuerdo que entregue permisos de trabajo para los 'dreamers' a cambio de dinero para construir barreras físicas en la frontera.

   El Gobierno de Trump pidió en noviembre al Tribunal Supremo de Estados Unidos que permita que el presidente ponga fin al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

   En este sentido, Trump ha recalcado durante la jornada que está seguro de que el Supremo le dará la razón y que posteriormente el Gobierno podrá lograr fácilmente un acuerdo sobre los 'dreamers' y el muro.

   Los demócratas controlarán la Cámara de Representantes cuando el nuevo Congreso se reúna el jueves. Liderados por Pelosi, buscarán aprobar un paquete de gastos en dos partes destinado a poner fin a la paralización. Pero sus perspectivas son sombrías en el Senado, donde los republicanos tendrán mayoría.

   "El plan de Pelosi fracasará porque no financia nuestra seguridad nacional ni protege a las familias estadounidenses del tráfico de personas, las drogas y el crimen", dijo Sanders el martes.

Para leer más