Publicado 18/10/2021 09:23CET

Túnez.- Arrestado un parlamentario de Túnez por sospechas de corrupción

Archivo - Operación de la Policía de Túnez en la capital
Archivo - Operación de la Policía de Túnez en la capital - Khaled Nasraoui/dpa - Archivo

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Túnez han arrestado al parlamentario Mehdi ben Gharbia, quien fue ministro entre 2016 y 2018, por sospechas de fraude y blanqueo de dinero, según ha anunciado el Tribunal de Primera Instancia de Túnez.

Ben Gharbia, un destacado empresario del país, fue trasladado a un hospital poco después de su interrogatorio y la orden de su arresto, según ha recogido la emisora tunecina Mosaique FM. El tribunal ha decidido su arresto durante cinco días mientras continúan las investigaciones.

Los abogados del parlamentario han señalado que Ben Gharbia "ha sufrido una fatiga poco habitual que ha requerido de su traslado al hospital público más cercano" y han denunciado que "su estado de salud se ha agravado a causa de las torturas morales a las que ha sido sometido".

"Hacemos responsables a todos los que hayan participado en esta campaña deshonesta, dirigida y politizada contra nuestro cliente y apoyada por partes influyentes", han manifestado en un comunicado, tal y como ha informado el portal tunecino de noticias Tunisia Numerique.

Así, han incidido en que el parlamentario "es víctima de una campaña de difamación e incitación y la publicación de datos personales", al tiempo que han agregado que la operación policial "estuvo fundamentada en otra persona a través de la cual se quiere implicar al cliente en blanqueo de dinero a través de una empresa fachada".

Ben Gharbia, parlamentario por la circunscripción de Bizerta desde las elecciones de 2019, fue ministro encargado de Relaciones con Instancias Constitucionales, la Sociedad Civil y las Organizaciones de Derechos Humanos entre agosto de 2016 y julio de 2018.

Las autoridades han detenido a varios parlamentarios desde que el presidente, Kais Saied, cesara en julio al primer ministro y suspendiera el Parlamento, lo que derivó en la retirada de la inmunidad de los integrantes del organismo legislativo.

Saied aprobó la semana pasada la formación del nuevo Gobierno, encabezado por Najla Buden Romdhane, quien se convirtió así en la primera mujer en ocupar el cargo de primera ministra en el país africano, una decisión criticada por el islamista Ennahda, el principal partido en el Parlamento suspendido.

Por otra parte, Saied manifestó que en los próximos días se creará un marco para "un verdadero diálogo nacional", en medio de las denuncias de diversos partidos sobre su intención de acaparar el poder y no contar con las formaciones políticas.

Túnez había sido considerado un modelo de transición tras la Primavera Árabe de 2011, pero la lentitud de los avances ha derivado en un creciente malestar ciudadano. La crisis económica, la corrupción y, en el último año, la gestión de la pandemia, han contribuido a un hartazgo que ha derivado de nuevo en incertidumbre política.