Túnez.- Ennahda nomina a Rachid Ghanuchi como candidato del partido a primer ministro de Túnez

Publicado 21/10/2019 11:21:51CET

Ghanuchi inicia contactos con varios partidos de cara a la formación de Gobierno

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de la Shura del partido islamista tunecino Ennahda ha propuesto al líder del partido, Rachid Ghanuchi, como jefe del futuro Gobierno en Túnez, después de la victoria del partido en las recientes elecciones parlamentarias.

La decisión ha sido confirmada por el jefe del Consejo, Abdelkrim Haruni, y queda a la espera de que Ghanuchi acepte la nominación, según ha informado la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

Así, ha resaltado que el Consejo de la Shura de Ennahda ha mostrado unanimidad en la importancia de que el primer ministro sea miembro del partido y ha agregado que "este asunto no es negociable".

"Ennahda, que ganó las elecciones parlamentarias, tiene derecho a encabezar el Gobierno y formar el gabinete según un programa que será desarrollado con sus socios", ha explicado, antes de señalar que estos contactos ya han arrancado.

En este sentido, ha desvelado contactos entre Ghanuchi y Tayyar, Echaab, Tahya Tounes y Al Karama, así como con la Unión General de Trabajadores de Túnez (UGTT), el principal sindicato del país.

Haruni ha dicho que estos contactos han sido "positivos" y han allanado el camino para negociaciones "serias" sobre la formación del nuevo Ejecutivo que, según ha recalcado, se fundamentará en un programa destinado a hacer frente a los desafíos sociales y económicos, combatir la corrupción, estimular el empleo y mejorar la seguridad.

De esta forma, ha manifestado que el próximo Gobierno no debe estar fundado sobre cuotas políticas, sino que se ha de desarrollar una "agenda común" antes de iniciar el reparto de carteras.

El partido islamista, de tendencia moderada, ha sido hasta ahora uno de los principales actores en la política tunecina desde la revolución de 2011 contra Zine el Abidine ben Alí.

LOS RESULTADOS ELECTORALES

Ennahda se impuso en las parlamentarias con un total de 52 escaños, por delante de Corazón de Túnez --liderado por el magnate Nabil Karoui, quien quedó en segundo lugar en las presidenciales--, quien se hizo con 38 escaños.

Por su parte, el partido Tayyar ha recabado 22 escaños, por los 21 obtenidos por Karama, mientras que otros 33 han recaído en candidatos independientes, lo que presenta un Parlamento --de 217 escaños-- altamente fragmentado.

La situación llevará a los partidos a buscar coaliciones para intentar buscar una mayoría que dé capacidad de maniobra al Ejecutivo que saldrá de las urnas.

La Constitución de 2014 contempla que el primer ministro es uno de los miembros del partido con más representación parlamentaria y, desde 2011, ha habido diversas coaliciones entre partidos seculares e islamistas.

En caso de que en dos meses no haya un acuerdo de coalición que garantice al bloque los 109 parlamentarios necesarios para tener la mayoría absoluta, el presidente puede dar el mandato a otro partido para intentar alcanzar un pacto. En caso de que no fructifique, se convocan nuevas elecciones.