Publicado 02/10/2021 04:34CET

Túnez.- Ghanuchi declara el Parlamento en "sesión permanente" y llama a los diputados a retomar su actividad

Archivo - El presidente del Parlamento suspendido de Túnez y líder del partido islamista Ennahda, Rachid Ghanuchi.
Archivo - El presidente del Parlamento suspendido de Túnez y líder del partido islamista Ennahda, Rachid Ghanuchi. - Chokri Mahjoub/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento suspendido de Túnez y líder del partido islamista Ennahda, Rachid Ghanuchi, ha declarado este viernes que el Parlamento se encuentra "en sesión permanente" y ha llamado a los diputados a "reanudar su actividad", desafiando así a al presidente tunecino, Kais Saied, quien ha suspendido el funcionamiento de la asamblea.

Ghanuchi ha señalado en un comunicado en calidad de presidente del Parlamento que este viernes se ha iniciado la "tercera sesión parlamentaria" de la actual legislatura y que esta surge "a la luz de las medidas excepcionales" decretadas por Saied, "una situación inconstitucional sin precedentes" y "desafíos económicos".

Así, ha declarado que la oficina del Parlamento está "en sesión permanente" y ha exhortado a los miembros de la cámara a volver a su labor parlamentaria "con calma" y "pleno respeto de los requisitos de la Constitución y la Ley", al tiempo que les ha pedido que se "mantengan firmes" en la "restauración de la democracia".

Respecto a las medidas ordenadas por el presidente, Ghanuchi ha agregado que han creado "una situación social sofocante", que requiere que "todos los tunecinos (...) se adhieran a las disposiciones de la Constitución (...) para proteger los cimientos profundos del Estado del colapso y sus consecuencias".

En concreto, respecto a las medidas relativas a la suspensión del Parlamento, ha asegurado "quedan sin efecto" y ha denunciado que han supuesto una "alteración" en el país y "una agrupación aterradora de todos los poderes en manos de un solo individuo".

Por ello, ha instado al presidente tunecino a "retractarse de su decreto" y "levantar el congelamiento" a la cámara, así como a "lanzar un diálogo nacional que no excluya a nadie" y que permita "discutir salidas a la peligrosa crisis que amenaza la cohesión del Estado y la unidad del pueblo".

Ghanuchi ha mostrado también su "total apoyo" a los diputados que "enfrentan juicios injustos por cargos imprecisos" relacionados con su trabajo o publicaciones en redes sociales, y ha lamentado que algunos de ellos han sido puesto "bajo arresto domiciliario sin sentencia judicial" y sus familias sufren "hostigamientos".

Además, ha manifestado su "preocupación" por la "campaña de movilización e incitación que tiene como objetivo a los representantes electos del pueblo, no solo en sus deberes, sino también en su persona y honor". "Esto se ha convertido, a la luz de la anarquía imperante, en una clara amenaza explícita a su seguridad física (de los diputados)", ha alertado.

En los últimos días, varios diputados han demandado la reanudación de la actividad parlamentaria, que fue suspendida por Saied el pasado 25 de julio. Entonces, cesó además al primer ministro Hichem Mechichi, todo ello en el marco de una batería de medidas extraordinarias para arrogarse todas las competencias que han desatado denuncias de golpe de Estado en el país.

El presidente tunecino afirmó tras ello que su decisión era una respuesta a las movilizaciones de los días previos contra la gestión de la pandemia, la corrupción y la grave crisis económica y defendió en todo momento que se fundamenta en la Constitución.

Aunque la Constitución de Túnez no permite la disolución del Parlamento, sí avala la suspensión de sus funciones durante un periodo de 30 días. Las acciones posteriores del presidente, con varias prórrogas de estas medidas incluidas, han sido condenadas por el principal partido, Ennahda, que ha reclamado el fin de las medidas excepcionales.

Esta semana, Saied ha designado a Najla Buden Romhdane como primera ministra, un nombramiento que a juicio de Ennahda "no respeta las normas constitucionales".

Contador