Túnez.- El independiente Saied y el magnate Karoui se disputarán la Presidencia de Túnez en la segunda vuelta

Publicado 17/09/2019 16:50:59CET
Túnez.- El independiente Saied y el magnate Karoui se disputarán la Presidencia
Túnez.- El independiente Saied y el magnate Karoui se disputarán la Presidencia - Khaled Nasraoui/dpa

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La comisión electoral de Túnez ha confirmado oficialmente este martes que los candidatos Kais Saied y Nabil Karoui serán los que se disputen la Presidencia en la segunda ronda, para la que por el momento no hay fecha.

El presidente de la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE), Nabil Bafún, ha detallado que Saied, un candidato independiente, se ha hecho con el 18,4 por ciento de los votos, mientras que Karoui, líder del partido Corazón de Túnez, ha obtenido el 15,58 por ciento de las papeletas.

Saied, un profesor de Derecho, y Karoui, un magnate de los medios de comunicación que se encuentra actualmente detenido, ya habían reclamado su victoria electoral a raíz de la publicación de un sondeo a pie de urna que les ponía en cabeza.

El partido islamista Ennahda, cuyo candidato Abdelfatá Mourou ha quedado en tercer lugar, ha felicitado ya a Saied y Karoui por los resultados, según ha recogido la emisora local Mosaique FM.

Asimismo, ha resaltado que los resultados de la primera ronda de las presidenciales serán estudiados para sacar conclusiones y ha pedido a sus seguidores que acudan a las urnas en las parlamentarias de octubre para obtener mejores resultados.

Por su parte, el expresidente Moncef Marzuki --quien también presentó su candidatura a la Presidencia en estos comicios-- ha anunciado durante la jornada su respaldo "total" a Saied de cara a la segunda vuelta.

El primer ministro y uno de los principales candidatos a la Presidencia, Yusef Chahed, reconoció el lunes su derrota y subrayó que los tunecinos "han enviado un mensaje a la familia democrática progresista", al tiempo que lamentó que la misma haya estado "dispersa" en diversas candidaturas.

Los tunecinos acudieron a las urnas este domingo para elegir al sucesor de Beyi Caib Essebsi, fallecido en julio, en unos comicios que se consideran cruciales para la consolidación de la transición democrática en el país que vio nacer la 'Primavera Árabe' y en el que la inestabilidad social y el declive económico están haciendo mella.

La muerte de Essebsi, justo el Día de la Independencia, el 25 de julio, obligó a un adelanto electoral de los comicios que estaban previstos para noviembre, alterando el calendario electoral y pillando a contrapié a los partidos, que tenían su vista puesta primero en las elecciones parlamentarias de octubre.

Unos 7,2 millones de tunecinos están registrados para votar en esta ocasión, pero desde que se produjo la caída del régimen de Ben Alí en enero de 2011, la participación electoral ha ido en declive en medio de la desconfianza de los ciudadanos en el sistema político.

Túnez es considerada como la única historia de éxito democrático tras la ola de levantamientos de la 'Primavera Árabe', de ahí que estas elecciones sean vistas como una prueba de la capacidad de los candidatos para convencer a los tunecinos de que acudan a las urnas en lugar de salir a las calles a manifestarse.