Publicado 27/10/2021 18:58CET

Túnez.- El organismo regulador de los medios de comunicación de Túnez cierra dos medios críticos con Saied

11 October 2021, Tunisia, Carthage: Tunisian President Kais Saied holds a picture showing scuffles in the previous parliament, as he speaks during the new government's swearing-in ceremony at the Carthage Presidential Palace. Photo: Chokri Mahjoub/ZUMA Pr
11 October 2021, Tunisia, Carthage: Tunisian President Kais Saied holds a picture showing scuffles in the previous parliament, as he speaks during the new government's swearing-in ceremony at the Carthage Presidential Palace. Photo: Chokri Mahjoub/ZUMA Pr - Chokri Mahjoub/ZUMA Press Wire/d / DPA

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Alta Autoridad Independiente de Comunicación Audiovisual (HAICA) de Túnez ha cerrado este miércoles la cadena de televisión Nesma TV y la emisora religiosa Quran, dos medios conocidos por ser críticos con el Gobierno y con el presidente tunecino, Kais Saied.

En concreto, Nesma TV es propiedad del ex candidato a la presidencia y magnate de los medios de comunicación Nabil Karui, encarcelado en Argelia tras huir de Túnez, mientras que radio Quran es propiedad del diputado de la oposición Said Jaziri.

El organismo regulador de los medios de comunicación en el país ha justificado su decisión al asegurar que no contaban con licencia de emisión. Además, se ha incautado diverso material audiovisual de los medios, informa el portal de noticias Kapitalis.

A principios de octubre las autoridades de Túnez cerraron la cadena de televisión Zituna TV horas después de la detención de uno de sus periodistas por leer en directo un poema considerado crítico con el presidente.

La cadena Zituna TV, así como Nesma TV y radio Quran, se han mostrado críticos con Saied desde su decisión en julio de disolver el Parlamento, cesar al primer ministro y arrogarse todas las competencias.

El Sindicato Nacional de Periodistas de Túnez (SNJT) se ha mostrado preocupado por una posible reducción de las libertades y los Derechos Humanos y ha criticado los juicios a civiles por parte de tribunales militares, según ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

Saied anunció en julio una batería de medidas extraordinarias que han desatado denuncias sobre un golpe de Estado en el país, si bien ha afirmado que su decisión era una respuesta a las movilizaciones de los días previos contra la gestión de la pandemia, la corrupción y la grave crisis económica.

Aunque la Constitución de Túnez no permite la disolución del Parlamento, sí avala la suspensión de sus funciones durante un periodo de 30 días. Las acciones posteriores del presidente, con varias prórrogas de estas medidas incluidas, han sido condenadas por el principal partido del país, el islamista Ennahda, que ha reclamado el fin de las medidas excepcionales.