Publicado 23/09/2021 17:55CET

Túnez.- Partidos políticos tunecinos condenan la decisión de Saied de ampliar la suspensión del Parlamento

Archivo - El nuevo ministro del Interior, Ridha Gharsallaoui, y el presidente tunecino, Kaïs Saïed, durante la toma de posesión.
Archivo - El nuevo ministro del Interior, Ridha Gharsallaoui, y el presidente tunecino, Kaïs Saïed, durante la toma de posesión. - TWITTER @TNPRESIDENCY - Archivo

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cuatro partidos políticos de Túnez han condenado este jueves la decisión del presidente, Kais Saied, de volver a prorrogar la suspensión del Parlamento y la retirada de la inmunidad a todos los diputados, ya que aseguran que "consagra el poder absoluto del mandatario".

En un comunicado conjunto emitida un día después de la decisión del mandatario, los partidos Corriente Democrática, Al Jouhmouri, Akef y Foro Democrático para el Trabajo y las Libertades han denunciado que estas medidas son "inconstitucionales" propias de "un golpe de Estado", según recoge el portal de noticias tunecino Kapitalis.

El islamista Ennahda, el partido con mayor representación en el Parlamento, ya había tildado de "peligrosa" la intención declarada de Saied de anunciar nuevas medidas excepcionales, para resaltar que la Constitución "es la fuente de toda legitimidad".

"La continuación de las medidas excepcionales de forma indefinida podría paralizar las instituciones del Estado, en ausencia de un Gobierno legítimo y ante la congelación de las actividades del Parlamento electo", defendió, al tiempo que incidió en que esta situación "exacerba la ya dura crisis económica, financiera y social".

A partir de ahora, Saied puede gobernar a base de decretos legislativos y ejecutivos, ya que los puede emitir sin recurrir al Gobierno o al Parlamento.

Además, han considerado que Saied aprovecha estas medidas excepcionales para "engañar a la gente" para servir a sus proyectos personales en "detrimento de las prioridades reales del país".

Se trata de la tercera vez que el presidente amplia estas medidas excepcionales desde que el pasado mes de julio tomara plenos poderes y ordenara la destitución del hasta entonces primer ministro, Hichem Mechichi, tras varias jornadas de protestas.

Tras hacerse con todas las competencias, el presidente de Túnez afirmó que su decisión era una respuesta a las movilizaciones de los días previos contra la gestión de la pandemia, la corrupción y la grave crisis económica y defendió en todo momento que se fundamenta en la Constitución.

La Presidencia de Túnez ha informado de que Saied llevará a cabo en las próximas fechas una serie de "reformas políticas" con la ayuda de una comisión.

Aunque la Constitución de Túnez no permite la disolución del Parlamento, sí avala la suspensión de sus funciones durante un periodo de 30 días. Las acciones posteriores del presidente, con dos prórrogas de estas medidas incluidas, han sido condenadas por la oposición, que le acusan de llevar a cabo un "golpe de Estado".