Publicado 18/09/2021 17:50CET

Túnez.- Simpatizantes y detractores de Kais Saied salen a la calle en Túnez

Archivo - 26 July 2021, Tunisia, Tunis: Supporters of Tunisian President Kais Saied chant slogans during a protest in front of the Parliament building, denouncing Rached Ghannouchi, Parliament Speaker and President of the Islamist Ennahda Movement, after
Archivo - 26 July 2021, Tunisia, Tunis: Supporters of Tunisian President Kais Saied chant slogans during a protest in front of the Parliament building, denouncing Rached Ghannouchi, Parliament Speaker and President of the Islamist Ennahda Movement, after - Khaled Nasraoui/dpa - Archivo

TÚNEZ, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Este sábado se han dado cita en Túnez manifestaciones a favor y en contra del presidente del país, Kais Saied, después de que el pasado 25 de julio Saied destituyera al primer ministro, suspendiera el Parlamento y despojara a los parlamentarios de su inmunidad.

Desde entonces ha prometido en varias ocasiones su intención de restaurar un régimen democrático y nombrar un nuevo gobierno, opción que han respaldado este sábado cientos de simpatizantes en la emblemática avenida Habib Burguiba de la capital.

El mismo lugar ha sido escenario de protestas de unos 200 activistas de la oposición que reprochan a Saied su comportamiento antidemocrático. La Policía se ha desplegado entre los dos grupos rivales para evitar que hubiera violencia. Es la primera manifestación celebrada contra Saied desde su autogolpe de Estado.

"El presidente Saied demuestra todos los días que es un fracaso y que ha llevado al país hacia lo desconocido", ha reprochado uno de los manifestantes en declaraciones a DPA.

Enfrente, unos 700 simpatizantes de Saied han instado al mandatario a mantenerse firme frente a la oposición. El propio Saied asegura que sus decisiones tienen respaldo legal y se ha comprometido a salvaguardar las libertades y derechos de la población.

Túnez había sido considerado un modelo de transición tras la Primavera Árabe de 2011, pero la lentitud de los avances ha derivado en un creciente malestar ciudadano. La crisis económica, la corrupción y, en el último año, la gestión de la pandemia, han contribuido a un hartazgo que ha derivado de nuevo en incertidumbre política.

Contador