Publicado 11/11/2021 13:17CET

Túnez.- Varios partidos denuncian la represión de las protestas contra la reapertura de un vertedero en Túnez

Archivo - Operación de la Policía de Túnez en la capital
Archivo - Operación de la Policía de Túnez en la capital - Khaled Nasraoui/dpa - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Varios partidos políticos, entre ellos el islamista Ennahda, han denunciando la represión de las protestas en la ciudad de Agareb contra la reapertura de un vertedero y han pedido investigar las denuncias sobre la muerte de una persona por la inhalación de gases lacrimógenos.

Ennahda ha achacado al presidente, Kais Saied, y al Ministerio del Interior la responsabilidad de los incidentes y ha resaltado que los problemas de este tipo no pueden ser resueltos por la vía de la fuerza, según ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

Así, ha pedido la participación de ciudadanos, autoridades regionales y colectivos locales en un proceso para lograr una solución a la disputa, mientras que el movimiento Esperanza y Trabajo ha denunciado que la reapertura del vertedero ha tenido lugar en violación de una orden judicial.

La formación Harak Tunes al Irada ha denunciado además la intervención "violenta" de las fuerzas de seguridad y su impacto "negativo" sobre la paz social, al tiempo que ha incidido en que Saied tiene responsabilidad "directa" sobre la situación.

Por su parte, la Autoridad Nacional para la Prevención de la Tortura (INPT) ha resaltado su compromiso para investigar la muerte de un ciudadano durante las protestas, si bien el Gobierno ha dicho que el fallecimiento no estuvo relacionado con los incidentes.

La INPT ha reclamado a las autoridades judiciales que aceleren las investigaciones para determinar las responsabilidades, después de que el Ministerio del Interior asegurara que el fallecido era una persona enferma que vivía a seis kilómetros del lugar de los enfrentamientos.

En este sentido, un portavoz judicial tunecino ha revelado que la autopsia no revela signos de violencia en el cuerpo del fallecido, Murad Turki, y ha apuntado a una muerte por "obstrucción total de la arteria coronaria" debido a un problema de corazón.

La ciudad de Agareb fue el miércoles escenario de una huelga general que paralizó todos los servicios públicos y privados como gesto de protesta por la reapertura del vertedero de El Gonna y la respuesta de las fuerzas de seguridad a las protestas.

El Ministerio de Medio Ambiente defendió el lunes que la decisión de reabrir el vertedero fue adoptada "junto a otras medidas", incluidos los trabajos de remodelación en las instalaciones y la extracción de gases del lugar.

Las protestas son las de mayor relevancia contra el Gobierno de la primera ministra, Najla Buden Romdhane, que tomó posesión el 11 de octubre tras su nombramiento por parte del presidente, Kais Saied, quien en julio se arrogó todas las competencias.

Saied ordenó en julio la suspensión del Parlamento y cesara al primer ministro, Hichem Mechichi, en el marco de una batería de medidas extraordinarias para arrogarse todas las competencias que han desatado denuncias sobre un golpe de Estado en el país.

Contador