Publicado 12/02/2021 17:54CET

Turkmenistán.- El presidente de Turkmenistán crea el puesto de viceprimer ministro expresamente para su hijo

HANDOUT - 11 October 2019, Turkmenistan, Ashgabat: President of Turkmenistan Gurbanguly Berdimuhamedow attends the Summit of the leaders of the Commonwealth of Independent States (CIS). Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the
HANDOUT - 11 October 2019, Turkmenistan, Ashgabat: President of Turkmenistan Gurbanguly Berdimuhamedow attends the Summit of the leaders of the Commonwealth of Independent States (CIS). Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Turkmenistán, Kurbanguli Berdymujamedov, ha decretado este viernes la creación del puesto de jefe adjunto de Gobierno o viceprimer ministro en la figura de su hijo Serdar, considerado a todos los efectos el sucesor natural del excéntrico dirigente de 63 años, que lleva casi década y media al frente de la exrepública soviética.

Se da la circunstancia de que el cargo de primer ministro no existe en el país, así que Serdar solo tendrá que responder ante su padre. El "heredero designado", de 39 años, asume el cargo con la misión de "modernizar" el sistema de Gobierno, comenzando por los "asuntos digitales", según el decreto publicado por medios turcomanos.

"El nuevo viceprimer ministro será responsable de la digitalización y la introducción de tecnologías innovadoras en el sistema de administración pública, los sectores financiero, económico y social", según el decreto recogido por el portal de noticias turkmeno Orient News.

Serdar, que se desempeñó como gobernador regional y luego como ministro del Gabinete, también ha sido designado presidente de la Cámara de Control del país, el principal organismo de auditoría del Estado, y miembro del Consejo de Seguridad presidencial.

El mandatario apuntala así una futura dinastía política en medio de las críticas de organizaciones internacionales que denuncian la creación de un culto a la personalidad para esconder las deficiencias democráticas en un país en el que se llegó a prohibir, el año pasado, el uso de la palabra "coronavirus" para esconder cualquier información sobre la pandemia.

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), en este sentido, lamentó en un comunicado la decisión y aseveró que prohibir la palabra "coronavirus" supone un movimiento "radical" para "suprimir toda la información posible sobre la pandemia".

En este sentido, acusó al Gobierno del país de "poner en peligro a sus ciudadanos". "Las autoridades de Turkmenistán han adoptado un método extremo para erradicar toda información sobre la pandemia", manifestó la jefa de RSF para el este de Europa y Asia Central, Jeanne Cavelier.

A pesar de que Turkmenistán no ha informado de casos de coronavirus, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) hizo saber esta semana que sus autoridades sí han registrado el uso de la vacuna rusa.