Publicado 23/10/2021 11:57CET

Turquía.- Detenidas 98 personas en Turquía por sus presuntos vínculos con el clérigo Fetulá Gulen

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Turquía han detenido 98 personas por su presunta relación con la organización encabezada por el clérigo islamista Fetulá Gulen, al que Ankara acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado de 2016, que se saldó con más de 250 muertos.

Los fiscales de Ankara emitieron este pasado viernes órdenes de arresto contra 125 sospechosos, incluidas 29 personas que fueron despedidas o suspendidas del Ministerio de Exteriores de Turquía por tener contactos la organización de Gulen, y usar la aplicación de mensajería ByLock, empleada por sus seguidores.

Los otros sospechosos eran 18 suboficiales y 78 estudiantes expulsados de las escuelas militares, según fuentes de seguridad bajo el anonimato a la agencia oficial de noticias turca, Anatolia.

Otras operaciones simultáneas en 15 provincias durante la madrugada del viernes llevaron a la detención de 14 sospechosos, mientras que otros 67 fueron capturados en redadas en 37 provincias.

En la provincia central de Konya, las fuerzas de seguridad realizaron redadas en 12 provincias para detener a 17 de los sospechosos.

Ankara culpa a Gulen, quien reside en Estados Unidos, de estar detrás del fallido golpe de Estado de 2016, si bien el clérigo, que vive en el país norteamericano en un exilio autoimpuesto desde 1999, ha negado estar vinculado con la intentona.

El presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, y Gulen eran aliados políticos hasta que la Policía y la Fiscalía, supuestos simpatizantes del clérigo, según el Gobierno turco, abrieron una investigación sobre corrupción en 2013 contra varios altos cargos del Ejecutivo.

El alcance de la persecución de las personas supuestamente vinculadas con la intentona ha alarmado a las organizaciones de Derechos Humanos y a aliados occidentales de Turquía, que han acusado a Erdogan de haber puesto en marcha una purga para acabar con todos los críticos con su gestión.