Publicado 22/12/2020 21:09CET

Turquía/Grecia.- Turquía pide a Grecia un diálogo directo y que no intente que la UE se implique en la situación

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar
El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar - -/Turkish Defense Ministry/dpa - Archivo

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Turquía ha reclamado este martes a Grecia que entre en un diálogo directo para intentar resolver las tensiones en el Mediterráneo oriental y que abandone sus intentos de hacer que la Unión Europea (UE) se implique en las tensiones a su favor.

"Es nuestro deber proteger los intereses de nuestro país", ha dicho el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, quien ha recalcado en declaraciones a la cadena de televisión turca NTV que "es Grecia quien muestra de forma negativa esta búsqueda de los derechos".

"El camino más correcto es que Grecia encuentre una solución negociando con Turquía", ha señalado, antes de añadir que "si se buscan soluciones en otras partes en lugar de negociar con Turquía, esta situación no puede ser resuelta", tal y como ha recogido el diario 'Hurriyet'.

En este sentido, ha hecho hincapié en que los intentos de Atenas de que la UE se involucre en estas tensiones no serán positivos para Grecia. "Esperamos resolver todos nuestros problemas a través del diálogo con los vecinos en el Mediterráneo, el Egeo y Chipre a través de un marco de relaciones de buena vecindad", ha explicado.

Las tensiones bilaterales han aumentado en los últimos meses debido a las disputas entre Turquía y Grecia en torno a Chipre y las actividades de exploración llevadas a cabo por las autoridades turcas en el Mediterráneo oriental.

Grecia ha acusado a Turquía de llevar a cabo prospecciones y actividades de exploración de hidrocarburos de forma "ilegal" a poca distancia de varias de sus islas. Sin embargo, el Gobierno turco rechaza las acusaciones y asegura que las aguas en las que se está perforando gas a título experimental pertenecen a la plataforma continental turca.

La disputa por la exploración turca de gas natural frente a islas griegas de Rodas y Castelórizo ha provocado que la UE se haya sumado a las condenas griegas sobre las acciones turcas y haya reclamado a Ankara que las detenga, amenazando con sanciones.