Publicado 15/12/2020 12:11CET

Turquía.- HRW denuncia las "sanciones desproporcionadas" en Turquía contra radios y televisiones críticas con Erdogan

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan - -/Turkish Presidency/dpa

Pide al organismo regulador que deje de actuar contra medios independientes y que actúe con imparcialidad

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este martes las "sanciones desproporcionadas y punitivas" impuestas por el organismo regulador turco contra varias cadenas de radio y televisión que realizan coberturas informativas críticas con el Gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

En un comunicado, la ONG ha asegurado que, "en un contexto en el que la mayoría de las cadenas de televisión son progubernamentales", el regulador audiovisual turco ha contribuido a "profundizar la censura de las coberturas críticas e independientes" al imponer el bloqueo durante cinco días de las emisiones de dos cadenas de televisión y elevadas multas a otros medios audiovisuales.

"Las fuertes sanciones a medios audiovisuales críticos con el Gobierno por parte del organismo regulador demuestran cómo una institución pública crucial se ha convertido en un amra del Gobierno del presidente Erdogan", ha afirmado el director para Europa y Asia Central de HRW, Hugh Williamson.

"Suspender las emisiones o imponer fuertes multas contra las pocas televisiones que quedan que se atreven a difundir programas críticos con el Gobierno son prácticas que violan el derecho de la libertad de expresión", ha subrayado.

HRW ha explicado que ha entrevistado a varios altos cargos y abogados de las cadenas de televisión sancionadas y a exmiembros del organismo regulador audiovisual, además de analizar 43 decisiones de este organismo, documentos judiciales y leyes nacionales e internacionales.

Tras recordar que el regulador audiovisual turco es por ley un organismo "nominalmente autónomo e independiente", ha denunciado que su decisión de suspender durante cinco días las emisiones de las cadenas Halk TV y Tele 1 TV y de imponer multas contra "los pocos restantes canales que difunden visiones críticas" con el Gobierno deja al organismo "estrechamente alineado" con los intereses del partido de Erdogan y de su socio de coalición, el Partido de Acción Nacionalista.

"Las declaraciones públicas del presidente del Consejo Supremo de Medios, Ebubekir Sahin, durante el pasado año manifestando directamente su afiliación política al partido de Erdogan son una prueba más de la falta de imparcialidad" del organismo, ha argumentado.

En este sentido, ha señalado que en los primeros once meses de 2020, el regulador audiovisual turco ha impuesto 43 sanciones contra siete canales de televisión y emisoras de radio críticas con el Gobierno y les ha impuesto multas que en total superan el millón de dólares.

La ONG ha recordado que la mayoría de los ciudadanos turcos confían en la televisión para informarse y ha señalado que el Gobierno cerró 60 canales de televisión y emisoras de radio tras el fallido golpe de Estado de julio de 2016.

"El presidente del Consejo Supremo de Radio y Televisión de Turquía ha demostrado su lealtad política directa con el presidente y la institución carece de independencia", ha denunciado Williamson. "El Consejo Supremo de Radio y de Televisión debería dejar de operar como un instrumento para censurar e intimidar a los medios, revocar de inmediato sus multas y comprometerse con la pluralidad y la imparcialidad, de acuerdo con su mandato", ha concluido.