Publicado 15/06/2020 17:54CET

Turquía/Irak.- Irak denuncia un bombardeo de Turquía contra un campamento de refugiados en el norte del país

Turquía/Irak.- Irak denuncia un bombardeo de Turquía contra un campamento de ref
Turquía/Irak.- Irak denuncia un bombardeo de Turquía contra un campamento de ref - TURKISH AIR FORCE - Archivo

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irak ha denunciado este lunes varios bombardeos ejecutados por Turquía en el norte del país, uno de los cuales habría alcanzado un campamento de refugiados ubicado cerca de la localidad de Majmur, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas.

El Mando de Operaciones Conjuntas ha denunciado "la irrupción de aviones turcos en el espacio aéreo iraquí" desde última hora de la noche del domingo, antes de agregar que estos aparatos han penetrado cerca de 200 kilómetros en el territorio del país.

"Este es un comportamiento provocativo que no va en línea con las obligaciones de la buena vecindad ni los acuerdos internacionales, además de ser una violación flagrante de la soberanía iraquí", ha sostenido, según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.

Por ello, ha pedido a Ankara que "ponga fin a estas violaciones y que respete y se comprometa con los intereses comunes entre ambos países". "Irak está totalmente preparado a cooperar entre ambos países y a controlar las condiciones de seguridad en la frontera común", ha agregado.

Fuentes citadas por NINA han señalado que varios civiles han muerto a consecuencia de los últimos bombardeos turcos, mientras que Turquía ha dicho haber destruido más de 80 objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) durante sus operaciones.

Por su parte, la agencia de noticias Firat, vinculada al PKK ha indicado que entre los objetivos bombardeados figuran el campamento de refugiados de Majmur, en el que hay 12.000 refugiados turcos huidos de Turquía, y un hospital.

El campamento cuenta con su propia administración y fuerzas de seguridad, las Unidades de Protección de Majmur, creadas en 2014 y con lazos con el PKK ante la ofensiva del grupo yihadista Estado Islámico.

El vicealcalde de la Municipalidad del Campo de Majmur, Bedran Pirani, ha indicado que varios niños han sido hospitalizados tras sufrir heridas en el ataque. "Los bombardeos tuvieron lugar a entre 50 y 100 metros del campamento", ha detallado, antes de apuntar a daños materiales "masivos" en la zona.

La Premio Nobel de la Paz Nadia Murad ha criticado igualmente los bombardeos a través de su cuenta en la red social Twitter y ha dicho que su región natal, el monte Sinyar, "es ahora una zona de guerra". "Aviones de guerra turcos bombardean múltiples localizaciones", ha añadido.

"¿Cuánto tendrán el Gobierno de Irak y la comunidad internacional el valor y la voluntad política para resolver los desafíos de seguridad en Sinyar?", se ha preguntado, antes de denunciar que "los yazidíes fueron abandonados ante el genocidio, la esclavitud sexual sistemática y seis años de desplazamiento forzoso".

"La comunidad internacional ha abdicado nuevamente su responsabilidad moral para facilitar un regreso seguro y digno para los yazidíes supervivientes del genocidio a su patria", ha criticado la activista.

TURQUÍA DEFIENDE LA OFENSIVA

El Ministerio de Defensa ha sostenido a través de su cuenta en Twitter que los bombardeos son parte de la 'Operación Garra de Águila' contra el PKK y ha recalcado que ha supuesto "un duro golpe" para el grupo en las regiones de Avasin-Basyan, Hakurk, Karacak, Qandil, Sinyar y Zap.

"Al planear y ejecutar la operación, las fuerzas turcas tuvieron mucho cuidado de proteger las vidas y propiedad de los civiles, así como el medio ambiente", ha dicho, al tiempo que ha subrayado que todos los aviones regresaron sin incidentes a sus bases.

El Ejército turco ha intensificado sus operaciones contra el PKK tanto en el país como en el norte de Irak --donde la formación cuenta con numerosas bases-- desde que quedó roto el alto el fuego entre el Gobierno y el grupo armado en julio de 2015.

Más de 40.000 personas, en su mayoría kurdos, han muerto desde que el PKK se alzó en armas contra las fuerzas gubernamentales en 1984. El grupo está considerado organización terrorista por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.