Publicado 22/10/2021 17:16CET

Turquía.- Osman Kavala se niega a comparecer ante el tribunal que le acusa de golpismo tras los insultos de Erdogan

Archivo - El filántropo y defensor de los Derechos Humanos turco Osman Kavala
Archivo - El filántropo y defensor de los Derechos Humanos turco Osman Kavala - Wiktor Dabkowski/dpa - Archivo

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El filántropo turco Osman Kavala ha comunicado este viernes que se negará a comparecer en las próximas vistas judiciales que tiene pendientes por su supuesta implicación en la intentona golpista de 2016 después de los comentarios injuriosos que el presidente, Recep Tayyip Erdogan, hizo sobre él esta semana.

Encarcelado desde noviembre de 2017, Kavala ha señalado que la comparación que Erdogan hizo de él con el magnate financiero estadounidense de origen húngaro George Soros "es lamentable" y "no se ajusta a la seriedad de la Presidencia".

"Aunque los cargos en mi contra no se basan en ninguna prueba, he estado detenido durante cuatro años. Las declaraciones insultantes y difamatorias del presidente contra una persona que no ha sido condenada y cuyo juicio está pendiente atentan contra la dignidad humana", ha dicho Kavala a través de un comunicado.

"Estos son los mensajes que crean la percepción de que soy culpable y que afectan directamente al juicio", ha explicado Kavala, en referencia a las palabras de un Erdogan que, durante la semana, de visita oficial por varios países africanos, ha acusado al filántropo turco de ser una suerte de "Soros doméstico", que se sirve "del poder del dinero para desestabilizar el lugar que desee".

Kavala forma parte de la junta directiva de la sucursal turca de la Open Society Foundation de George Soros, que se estableció y operó, tal y como recuerda, "de acuerdo con la ley" y con el único fin de "apoyar a las organizaciones no gubernamentales turcas de manera transparente", hasta que cerró finalmente en 2018 tras las críticas del presidente Erdogan.

"Creo que no tendría sentido asistir a las audiencias y hacer una defensa a partir de ahora, ya que no es posible celebrar un juicio justo en estas condiciones. Como ciudadano defensor del estado de derecho, creo que no es correcto actuar para legitimar esta situación a la que está expuesto el Poder Judicial", ha zanjado Kavala, quien debía acudir el próximo 26 de noviembre a una de estas citas.

Kavala está acusado de espionaje y de intentar tumbar al Gobierno de Erdogan sirviéndose de las multitudinarias protestas de 2013 en Estambul, por lo que podría ser encarcelado en el peor de los casos a cadena perpetua. En diciembre de 2019, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) falló a su favor y señaló que estaba siendo víctima de una "detención arbitraria" desde 2017.

Esta semana, el Gobierno turco convocó a los embajadores de diez países, entre ellos el de Estados Unidos, Alemania, Francia, o Canadá, para protestar por un comunicado conjunto en el que se reclamaba la liberación del filántropo.