Publicado 15/06/2020 17:23CET

Turquía.- La Policía desaloja con gases lacrimógenos una protesta del HDP en Estambul y detiene a diez personas

ESTAMBUL, 15 Jun. (DPA/EP) -

Las fuerzas de seguridad turcas han dispersado con gases lacrimógenos en Estambul una protesta pacífica convocada por la formación prokurda Partido Democrático de los Pueblos (HDP) y han detenido a diez personas tras una pelea con diputados, según ha denunciado el partido.

La protesta de Estambul se enmarca en las llamadas "marchas por la democracia" que han comenzado en la provincia de Hakkari, en el sureste de Turquía, y en Edirne, en el oeste, y que tienen como objetivo culminar con una gran movilización en Ankara el sábado.

Los diputados del HDP Leyla Guven y Musa Farisogullari fueron recientemente despojados de sus escaños después de que los tribunales ratificaran sus condenas en diferentes casos y lo mismo le sucedió a Enis Berberoglu, miembro del Partido Republicano del Pueblo (CHP), la principal formación opositora.

El HDP ha dicho que sus marchas de protesta tienen como objetivo llamar la atención sobre la campaña sistemática del Gobierno contra la formación y contra toda la oposición en general.

Una portavoz del partido ha confirmado a DPA que la Policía ha cargado con gases lacrimógenos contra la protesta en el distrito de Silivri, en Estambul, donde los seguidores del HDP se han concentrado para marchar desde allí con destino a Edirne.

"No deberían estar asustados por la paz y la democracia", ha explicado la copresidenta del HDP, Pervin Buldan. "Las barreras y las barricadas que quieren levantar para bloquear esta marcha no nos harán dar marcha atrás", ha advertido.

Buldan ha liderado a los seguidores del partido en dirección a la prisión de Edirne, que es donde está encerrado desde noviembre de 2016 el exdirigente del HDP Selahattin Demirtas por cargos relacionados con el terrorismo. "Somos millones", ha afirmado, antes de señalar que también se manifiestan para protestar contra el encarcelamiento del filántropo Osman Kavala y de otras personas que están sufriendo las prácticas del gubernamental Partido de la Justicia y el Desarrollo.

El domingo, los gobernadores de varias provincias del sureste y del oeste prohibieron la celebración de reuniones públicas y anunciaron prohibiciones de entrada y de salida de las localidades argumentando que lo hacían para contener la expansión de la pandemia del nuevo coronavirus. Buldan ha denunciado que la decisión del Gobierno de impedir los desplazamientos entre ciudades es antidemocrática e ilegítima.