Publicado 03/06/2020 18:21CET

Turquía.- Turquía cifra en más de 19.500 los militares cesados desde la intentona de 2016 por presuntos lazos con Gulen

Turquía.- Turquía cifra en más de 19.500 los militares cesados desde la intenton
Turquía.- Turquía cifra en más de 19.500 los militares cesados desde la intenton - -/Turkish Defence Ministry/dpa - Archivo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Turquía ha cifrado este miércoles en más de 19.500 los militares cesados desde el intento de golpe de Estado de julio de 2016 por sus supuestos lazos con el clérigo islamista Fetulá Gulen, al que Ankara acusa de estar detrás de la asonada.

El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, ha indicado que 19.583 militares han sido cesados, de los cuales 4.156 están aún siendo investigados, antes de agregar que 4.562 del total han sido expulsados del Ejército desde que fue retirado el estado de emergencia en 2018.

"Nuestro objetivo es purgar a los terroristas de nuestras filas y no permitiremos que un solo traidor vista este glorioso uniforme militar", ha manifestado Akar, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Así, ha manifestado que "la lucha con todas las organizaciones terroristas, incluida FETO --nombre por el que Ankara designa a la organización de Gulen, que considera terrorista--, continuará".

"Estamos trabajando de cerca con los servicios de Inteligencia para hacer todo lo necesario con cada pieza de información", ha agregado el ministro turco, en una jornada en la que han sido detenidas trece personas por sus supuestos lazos con Gulen.

El Gobierno turco culpa a Gulen, quien reside en Estados Unidos, de estar detrás del fallido golpe de Estado de 2016, si bien el clérigo, que vive en el país norteamericano en un exilio autoimpuesto desde 1999, ha negado estar vinculado con la intentona.

El presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, y Gulen eran aliados políticos hasta que la Policía y la Fiscalía, supuestos simpatizantes del clérigo, según el Gobierno turco, abrieron una investigación sobre corrupción en 2013 contra varios altos cargos del Ejecutivo.

Entonces, el mandatario turco acusó al clérigo de conspirar y erigir un Estado paralelo para derrocar al Gobierno con ayuda de la Policía y medios simpatizantes, iniciando una campaña de arrestos que se recrudeció tras el intento de asonada.

El alcance de la persecución de las personas supuestamente vinculadas con la intentona ha alarmado a las organizaciones de Derechos Humanos y a aliados occidentales de Turquía, que han acusado a Erdogan de haber puesto en marcha una purga para acabar con todos los críticos con su gestión.