Ucrania.- La falta de fondos deja sin ayuda a miles de afectados por el conflicto en el este de Ucrania

Publicado 20/08/2019 9:39:18CET

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La falta de fondos para cubrir las necesidades de los miles de afectados por el conflicto que vive desde hace más de cinco años el este de Ucrania ha dejado a miles de ellos sin recibir la asistencia que requieren y obligado a varias ONG a dar por terminados sus programas, según ha alertado la ONU.

Aunque este año unas 650.000 personas han recibido ayuda y protección gracias al apoyo de los donantes, "la falta de fondos sigue privando a millones de personas de la necesaria asistencia", ha lamentado la coordinadora humanitaria de la ONU para Ucrania, Osnat Lubrani, en un comunicado.

Según la responsable de la ONU, por ahora solo se han recibido menos del 30 por ciento de los fondos que se habían solicitado para atender las necesidades humanitarias de la población este año.

"La falta de fondos llevó a la suspensión de la distribución de agua con camiones cisterna para unas 20.000 personas y la interrupción de la asistencia alimentaria para casi 30.000 de los más vulnerables", ha precisado. "Seis organizaciones humanitarias han tenido que poner fin a sus programas en los dos últimos años por la falta de fondos", ha añadido Lubrani.

Por ello, las organizaciones humanitarias han solicitado con carácter urgente 52 millones de dólares par abordar las necesidades más acuciantes en lo que queda de 2019. "Nos acercamos con rapidez al invierno, el cual exacerba la vulnerabilidad de la población", ha resaltado, incidiendo en que "hay algunas necesidades humanitarias que simplemente no pueden quedar sin atender".

Lubrani ha aprovechado además la celebración del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria este lunes para instar a las partes en el conflicto --las fuerzas gubernamentales ucranianas y los separatistas prorrusos apoyados por Moscú-- a que "hagan todo lo que esté en su poder para alivar las penurias a las que se enfrentan los civiles, mejorando el acceso a pensiones, facilitando la libertad de movimiento y limitando las víctimas civiles".

PROBLEMAS DE ACCESO A ATENCIÓN SANITARIA

El conflicto que estalló en la primavera de 2014 ha tenido un particular impacto en los servicios de salud. Según los datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), alrededor del 40 por ciento de las familias que viven en un radio de 20 kilómetros de la 'línea de contacto' tienen significativos problemas para acceder a atención sanitaria.

A medida que la población se encuentra más cerca de la línea que separa las zonas separatistas de las controladas por el Gobierno ucraniano, las dificultades aumentan. Así, el 57 por ciento de los que viven a menos de 5 kilómetros no tienen acceso seguro y adecuado a hospitales e instalaciones médicas.

Según la OCHA, hay unos 600 centros de atención primaria en las zonas de las regiones de Donestk y Lugansk bajo control gubernamental y a lo largo de la 'línea de contacto' en las zonas bajo control rebelde. De ellas, el 35 por ciento han sufrido daños y un número indeterminado presenta problemas por falta de mantenimiento.

La atención también se ve minada por la falta de personal, ya que muchos profesionales de la salud han abandonado la zona, así como por la falta de medicamentos, según el último informa de situación publicado por la OCHA.

Por otra parte, según este organismo, en las zonas bajo control gubernamental en Donestk y Lugansk el 40 por ciento de la población experimenta trauma como resultado del estrés, la depresión, la ansiedad y el desorden postraumático ocasionados por el conflicto.