Publicado 06/11/2020 17:15CET

Ucrania.- Al menos dos separatistas del este de Ucrania mueren durante nuevos combates contra el Ejército en Donetsk

The rubble of a house destroyed by shelling on 3 September in Debaltsevo in Donetsk region. Debaltsevo, a town of 25,000 people, has been hard-hit by the conflict, with the edge of town very close to the frontline. While those people with the means to lea
The rubble of a house destroyed by shelling on 3 September in Debaltsevo in Donetsk region. Debaltsevo, a town of 25,000 people, has been hard-hit by the conflict, with the edge of town very close to the frontline. While those people with the means to lea - JULIE REMY - Archivo

KIEV, 6 Nov. (DPA/EP) -

Al menos dos milicianos separatistas del este de Ucrania han muerto durante una nueva escaramuza contra el Ejército ucraniano en la región de Donbás, según han denunciado este viernes las propias fuerzas independentistas, en una nueva ruptura del alto el fuego en vigor desde julio, tras la muerte, la semana pasada, de dos militares.

Los separatistas han acusado al Ejército ucraniano del lanzamiento de morteros y granadas a posiciones rebeldes en el frente de Yasynuvata, muy cerca de la ciudad de Donetsk, mientras que los militares han acusado a los separatistas de iniciar el enfrentamiento.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, había denunciado este jueves que otros dos militares ucranianos fallecieron la semana pasada como resultado de una "escalada deliberada" de los rebeldes.

Sin embargo, Zelenski reconoció que el alto el fuego que ha estado en vigor en el este de Ucrania desde hace más de tres meses se ha "mantenido en general", según el mandatario, antes de manifestar que "la ausencia de víctimas civiles es un resultado importante".

El alto el fuego lleva en vigor desde el 27 de julio. Antes de los dos militares ucranianos fallecidos, el alto el fuego había sido el más prolongado sin violaciones graves desde que comenzó el conflicto hace seis años.

Los rebeldes prorrusos se enfrentan al Ejército de Ucrania en Donetsk y Lugansk, cerca de la frontera con Rusia, desde hace más de seis años. Según estimaciones de Naciones Unidas, unas 13.000 personas han muerto desde el inicio del conflicto. Por su parte, Rusia siempre ha negado las acusaciones sobre una participación directa en el conflicto.

Contador