Publicado 18/03/2021 11:01CET

Ucrania.- Los países del G7 y la UE recuerdan a Rusia que "Crimea es Ucrania" y defienden la integridad territorial

Archivo - HANDOUT - 20 July 2020, ---, Crimea: Russian President Vladimir Putin (C) speaks with employees of the Kerch's Zaliv shipyard during his trip to Crimea. Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above
Archivo - HANDOUT - 20 July 2020, ---, Crimea: Russian President Vladimir Putin (C) speaks with employees of the Kerch's Zaliv shipyard during his trip to Crimea. Photo: -/Kremlin/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Exteriores el G7 y el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, han defendido "la soberanía, la integridad territorial y la independencia" de Ucrania, en un mensaje común en el que han dejado claras sus críticas hacia Rusia, recriminándole de nuevo la anexión de la península de Crimea hace siete años.

Los países firmantes se han declarado "plenamente comprometidos" con el régimen de sanciones, en un intento por defender a Ucrania y a sus "fronteras reconocidas internacionalmente". "Crimea es Ucrania", ha sentenciado los ministros de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Estados Unidos y Reino Unido.

En este sentido, han condenado la "ocupación" de Crimea y Sebastopol y han dejado claro que no cambiarán de opinión. "Los intentos de Rusia de legitimar (la ocupación) no son ni serán reconocidos", han apostillado.

Los países del G7 y la UE han pedido a Rusia que "respete las obligaciones internacionales, permita el acceso de observadores y libere a quienes han sido detenidos injustamente".

Asimismo, han criticado la "desestabilización" en regiones como Donetslk y Lugansk, donde permanece abierto un conflicto armado tras la rebelión lanzada por separatistas prorrusos. El G7 ha considerado vigentes los Acuerdos de Minsk y ha reclamado su "plena aplicación", si bien han señalado que "Rusia es una parte del conflicto en el este de Ucrania, no un mediador".

Desde el 27 de julio de 2020 está en vigor en la zona un alto el fuego que, aunque ha reducido "significativamente" la violencia, lo ha evitado que siga habiendo incidentes esporádicos que incluso siguen cobrándose vidas humanas. "Deploramos la reciente escalada militar de formaciones armadas apoyadas por Rusia en la línea de contacto", han dicho las potencias internacionales, que confían en un "solución política" del conflicto.

En su nota, han reclamado directamente a Moscú que "deje de alimentar el conflicto" dando apoyo económico y militar a los separatistas y, en cambio colabore con Kiev para mejorar la vida de la población civil ambos lados de la línea de contacto.