Publicado 10/12/2020 11:17CET

Ucrania/Rusia.- Un tribunal ruso condena a 19 años de prisión a un empresario ucraniano por el apagón de 2015 en Crimea

Imagen de archivo de los actos en Simferopol para conmemorar el aniversario de la anexión de Crimea por parte de Rusia
Imagen de archivo de los actos en Simferopol para conmemorar el aniversario de la anexión de Crimea por parte de Rusia - Viktor Korotaev - Archivo

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Rusia ha condenado a una pena de 19 años de prisión al empresario ucraniano Lenur Isliamov como responsable de un apagón energético que dejó sin luz la península de Crimea durante varios días en noviembre de 2015.

"Por el conjunto de delitos se le condena a 19 años de cárcel", ha afirmado uno de los tres magistrados del tribunal que ha leído el fallo judicial. Según los jueces, Isliamov tiene ciudadanía rusa y está domiciliado en Simferópol, en Crimea, aunque se encuentra huido de la justicia rusa desde 2016.

El empresario ucraniano fue viceprimer ministro del Gobierno de Crimea tras la anexión de la península ucraniana por parte de Rusia en 2014 y fue posteriormente destituido. Tras su cese, se trasladó a Ucrania y la justicia de Rusia le acusado de haber organizado un sabotaje que dejó sin luz la península de Crimea durante varios días en noviembre de 2015.

El sabotaje consistió en el derribo de varias torres de alta tensión situadas en suelo ucraniano y que daban suministro a la península. El tribunal ruso ha condenado a Isliamov, de 54 años de edad, a pagar una indemnización de más de 52 millones de rublos (unos 584.000 euros) a las empresas e instituciones afectadas por el apagón, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

El abogado del empresario ucraniano, Nikolai Polozov, ha contado que su cliente está actualmente en Kiev, la capital ucraniana, y que recurrirá la condena. Tras el apagón, Crimea pasó a recibir el suministro eléctrico a través de una conexión con la red de la ciudad de Krasnodar.

Rusia se anexionó en marzo de 2014 Crimea tras desplegar militares en la península ucraniana y después de organizar un referéndum de secesión rechazado por la comunidad internacional. La anexión de Crimea por parte de Rusia fue rechazada por Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas por considerarla ilegal.