Publicado 15/03/2021 10:08CET

UE.- Los 27 discutirán este lunes con qué países agilizar deportaciones y pensar en restringir visados si no cooperan

BRUSELAS, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los Veintisiete discutirán este lunes con qué países agilizar deportaciones de migrantes que se encuentran en situación irregular en Europa y tendrán sobre la mesa medidas para restringir visados con los países que no cooperen.

La idea es que la videoconferencia conjunta de ministros del Interior y de Exteriores de la UE sirva para analizar cómo aumentar la lista de países que cooperan con el bloque europeo en la devolución de migrantes en situación irregular.

Fuentes europeas explican que dentro del paquete de migración que negocia la UE hay que buscar incentivos para aumentar la cooperación en las deportaciones. "La idea es no hacerlo dependiente solo de instrumentos de política de Interior sino ampliar el foco, dando más zanahorias para evitar que sea solo una política de palos", han apuntado.

Tras evaluar un informe de la Comisión Europea que detalla los 39 países terceros que colaboran con la readmisión de migrantes, la comisaria de Interior, Ylva Johansson, ha insistido este viernes, tras la reunión informal de ministros de Interior, que es hora de "pasar a la acción" y "urgentemente" identificar más países con los que negociar las devoluciones.

Johansson propone establecer un calendario de negociación y, si Bruselas y los Estados miembro no logran avances, endurecer la política de visados con las naciones que no cooperen. "Estoy lista para poner medidas en verano para aplicar restricciones de visados", ha subrayado la comisaria sueca tras la celebrada este viernes.

A juicio de la comisaria sueca, por un lado la falta de cooperación de terceros países "debe de tener consecuencias" y, por otro, la UE debe mandar un mensaje fuerte y mostrar que "le da importancia" a la política de readmisión. Desde 2019, el bloque europeo cuenta con un mecanismo que restringe los visados de entrada para periodos cortos a los países que no acepten de vuelta a sus nacionales en situación irregular en Europa y se nieguen a cooperar de manera suficiente para garantizar su devolución.

Durante la discusión a Veintisiete, el ministro español, Fernando Grande-Marlaska, ha insistido en la necesidad de una "cooperación efectiva" con los países de origen y tránsito de los migrantes como forma más eficaz de luchar contra los flujos irregulares. Con todo, el ministro ha pedido que además de la vertiente exterior los países socio asuman también una "solidaridad efectiva" en la gestión de la migración y el asilo, lo que pasa por un reparto "justo" del peso de la acogida.