Publicado 21/04/2021 12:23CET

La UE acuerda la ley que fija el objetivo de lograr la neutralidad climática en 2050

Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea
Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea - ZHANG CHENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

   También fija el objetivo de reducir un 55% las emisiones de CO2 para 2030

   BRUSELAS, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las instituciones de la Unión Europea han alcanzado en la madrugada de este miércoles un acuerdo sobre la primera ley climática del bloque, que fija el objetivo de lograr la neutralidad climática a mitad de siglo y establece la meta intermedia de haber reducido un 55% para 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero.

   Los negociadores del Parlamento Europeo, los Estados miembros y la Comisión Europea han cerrado el pacto sobre las 5.00 horas de la mañana y ahora la normativa debe ser adoptada formalmente por las dos primeras instituciones, que comparten el poder legislativo.

   La ley climática de la UE es la normativa central del Pacto Verde Europeo y el pilar fundamental de la lucha del bloque contra el cambio climático. En concreto, establece el objetivo de lograr en 2050 la neutralidad climática: reducir al máximo las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y conseguir que las restantes sean absorbidas, por ejemplo, por la acción de los bosques.

   "Estamos muy contentos con el acuerdo provisional alcanzado hoy. La ley climática europea es 'la ley de leyes' que establece el marco para toda la legislación climática de la UE para los próximos 30 años", ha celebrado en un comunicado el ministro de Medio Ambiente y Acción Climática de Portugal, país que ostenta este semestre la presidencia de turno de la UE, Joao Pedro Matos.

   La negociadora de la Eurocámara, la socialdemócrata sueca Jytte Guteland, también ha celebrado el acuerdo, aunque ha reconocido que le habría gustado "llegar más lejos". "Pero se trata de un buen acuerdo, basado en la ciencia y que marcará una gran diferencia para el clima", ha enfatizado.

   En la senda para lograr la neutralidad, la ley establece un objetivo intermedio para el final de esta década que será del 55%. Esta disminción de las emisiones será "neta", un aspecto que levanta las críticas de las organizaciones ecologistas, que denuncian que eso supone que el esfuerzo real será menor.

   Además, el acuerdo contempla que la Comisión Europea propondrá si lo considera adecuado una nueva meta intermedia para 2040 como muy tarde seis meses después de que se haga el primer balance global de los avances conseguidos en el marco del Acuerdo de París.

   Asimismo, de la trayectoria de reducción de emisiones, la ley climática subraya la necesidad de fortalecer la capacidad de los sumideros de carbono a través de una actualización del reglamento sobre el uso de la tierra y la silvicultura, que el Ejecutivo comunitario quiere proponer en junio de este año.

   Otros aspectos de la ley climática europea son el compromiso para tener emisiones negativas de gases de efecto invernadero después de 2050, la creación de una junta independiente de asesoramiento científico sobre cambio climático, disposiciones "más fuertes" sobre la adaptación al cambio climático y la búsqueda de una mayor coherencia de las políticas de la UE con el objetivo de la neutralidad climática.

   "La ley climática dará forma a la recuperación verde de la UE y garantizará una transición ecológica justa desde el punto de vista social", ha remarcado el vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde, Frans Timmermans, quien ha añadido que el acuerdo "también refuerza la posición global de la UE como líder en la lucha contra la crisis climática".

Contador