Publicado 14/06/2024 23:48

La UE alerta de las repercusiones de la detención de trabajadores humanitarios por parte de los hutíes en Yemen

Archivo - 12 January 2024, Yemen, Sanaa: People hold up weapons, wave Palestinian flags and chant slogans during a protest against a multinational operation to protect shipping in the Red Sea following US and UK airstrikes on Huthi military installations.
Archivo - 12 January 2024, Yemen, Sanaa: People hold up weapons, wave Palestinian flags and chant slogans during a protest against a multinational operation to protect shipping in the Red Sea following US and UK airstrikes on Huthi military installations. - Osamah Yahya/ZUMA Press Wire/dpa - Archivo

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, ha alertado de que la detención de varios trabajadores humanitarios por parte de los rebeldes hutíes de Yemen podría desencadenar consecuencias negativas para el reparto de ayuda para la población más afectada por la situación en el país.

"La Unión Europea condena enérgicamente las últimas detenciones de los hutíes de personal de Naciones Unidas y de trabajadores de organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales", ha manifestado Borrell en un comunicado difundido este viernes.

"La Unión Europea está también profundamente preocupada por las repercusiones negativas que esto podría tener en la prestación de la asistencia humanitaria y del desarrollo que la población yemení necesita con urgencia", ha añadido el máximo representante de la diplomacia comunitaria.

Así las cosas, el bloque ha hecho un llamamiento a los hutíes de Yemen para que permitan el libre acceso de los actores humanitarios al país, a la par que les exige el respeto y la preservación de la seguridad del personal humanitario y de Naciones Unidas en el país, "en línea con el Derecho Internacional Humanitario".

Finalmente, Borrell ha incidido en que la Unión Europea ha condenado en repetidas ocasiones los "inaceptables" ataques de los hutíes a embarcaciones en el mar Rojo, unas ofensivas lanzadas contra buques vinculados a Israel en señal de apoyo a la población palestina en el marco de la guerra en la Franja de Gaza.

Los rebeldes hutíes reconocieron a comienzos de semana que tenían retenidos a más de una decena de trabajadores de la ONU, así como a otros once miembros de la sociedad civil yemení. Los rebeldes aseguraron que habían desmantelado una importante red de espionaje liderada por Estados Unidos e Israel que operaba desde 2015 al amparo de ONG y la ONU, y camuflada con labores de trabajo humanitario.

Estas detenciones han tenido lugar en medio del ahondamiento de la crisis humanitaria en Yemen, donde cerca de una década de conflicto entre los rebeles y las autoridades reconocidas internacionalmente han dejado a 17,6 millones de personas --la mitad de la población-- en situación de inseguridad alimentaria.

Asimismo, 4,5 millones de personas siguen desplazadas dentro del país, según datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), incluidas muchas que se han visto desplazadas en varias ocasiones a causa del conflicto.

Contador