Publicado 18/11/2020 14:58CET

UE.- El BCE asume que el fondo europeo de garantía de depósitos tardará años en "materializarse"

El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria.
El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria. - BCE

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La creación de un mecanismo común europeo de garantía de depósitos (EDIS por sus siglas en inglés) representa uno de los tres pilares básicos de la unión bancaria, aunque el Banco Central Europeo (BCE) asume que su implementación aún tardará en materializarse, por lo que aboga por adoptar mientras tanto los pasos necesarios para facilitar la integración de la banca europea.

"Nuestro objetivo debe seguir siendo un sistema europeo de garantía de depósitos completo. Pero también está claro que llevará algún tiempo para materializarse", ha reconocido el presidente del Consejo de supervisión del BCE, Andrea Enria.

"Para que la unión bancaria sea un mercado verdaderamente doméstico, necesitamos un sistema europeo de seguro de depósitos", ha defendido el italiano, para quien, mientras se trabaja en pos de este objetivo, los supervisores pueden tomar medidas para mejorar la integración transfronteriza de los grupos bancarios, "no solo para reforzar su capacidad de desplegar sus recursos de una manera flexible y eficiente en respuesta a las perturbaciones, sino también para mejorar la asignación global de recursos y contribuir así a una financiación eficiente de la economía europea".

Enria ha señalado que, en la actualidad, los requisitos de liquidez aplicados a nivel de cada banco individualmente pueden impedir que las matrices administren eficientemente sus recursos de liquidez dentro del grupo, lo que, no solo puede agravar una crisis, ya que es posible que los fondos no puedan ir a donde se necesitan, sino que obstaculiza una asignación eficiente de los recursos en general.

En este sentido, ha apuntado la necesidad de dar a los bancos los incentivos adecuados para que establezcan acuerdos de apoyo financiero intragrupo en los planes de recuperación de las entidades, como, por ejemplo, vinculando la concesión de exenciones de liquidez transfronterizas a la inclusión de dichos acuerdos.

Esto haría posible también que el apoyo intragrupo se activara con suficiente anticipación para que fuera eficaz, ha añadido el supervisor, para quien sería posible establecer salvaguardas en los planes de recuperación para abordar también la preocupación de que las filiales pudieran perder liquidez en caso de que su empresa matriz experimente dificultades en los mercados de financiación.

"Un vínculo de este tipo, y la posibilidad de reevaluarlo, podría proporcionar incentivos significativos para que los bancos cumplan con los acuerdos de apoyo financiero", ha afirmado el italiano.

Contador