Publicado 07/12/2020 13:10CET

UE.- El bloqueo de Bulgaria complica el proceso de adhesión de Macedonia y Albania a la UE

29 January 2020, Belgium, Brussels: European flags wave near a mural painting with the inscription of "The Future is Europe". Britain is due to leave the EU at midnight on Friday, three-and-a-half years after Britons narrowly voted on the issue in a 2016
29 January 2020, Belgium, Brussels: European flags wave near a mural painting with the inscription of "The Future is Europe". Britain is due to leave the EU at midnight on Friday, three-and-a-half years after Britons narrowly voted on the issue in a 2016 - Michael Kappeler/dpa - Archivo

BRUSELAS, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El veto de Bulgaria al proceso de adhesión de Macedonia del Norte y Albania a la UE complica su senda europea e imposibilitará la apertura de negociaciones antes de final de año, pese al esfuerzo de Alemania de lograrlo durante su Presidencia semestral del Consejo.

La adopción de los marcos negociadores y la convocatoria de las conferencias intergubernamentales, que dan el pistoletazo de salida a las negociaciones de ingreso, antes de fin año fueron dos metas que se fijó Berlín en septiembre. Sin embargo el proceso se encuentra encallado por la actitud de Bulgaria, un actor no esperado que aduce diferencias bilaterales con Macedonia sobre cuestiones históricas y culturales para ejercer su capacidad de veto.

Fuentes europeas confirman que la fecha de convocatoria de las reuniones intergubernamentales, que se esperaba para finales de año, se ha caído de las conclusiones que aprobará el Consejo. De esta forma, se da por hecho que el inicio de las negociaciones con Skopje y Tirana quedará pospuesto a 2021, bajo la Presidencia portuguesa como pronto.

Otra fuente diplomática ha señalado sobre el bloqueo de Bulgaria que "no se ve la luz al final del túnel". La situación ha obligado a la Presidencia alemana a ejercer de mediadora entre Skopje y Sofía, sin que se hayan logrado avances sustanciales en las últimas semanas, provocando "descontento" en Berlín.

En la última reunión de ministros europeos, Alemania llamó a separar cuestiones bilaterales de los temas propiamente dichos de Ampliación, entendiendo que las cuestiones entre vecinos no pueden dañar la perspectiva europea de estos países balcánicos.

Así las cosas, la cuestión de Ampliación será una parte pequeña de la reunión de ministros de Asuntos Europeos de este martes y tampoco se espera que esté en la agenda de los líderes de la UE en el Consejo Europeo de finales de semana.

La falta de progreso con Skopje perjudica en este caso a Tirana. Después de que ambos estados balcánicos hayan ido de la mano en el proceso comunitario, las reticencias sobre las reformas judiciales y democráticas de Albania pesan más aún con el veto a Macedonia del Norte, candidato que los Veintisiete consideran más alineado con los principios de la UE.

Sofía alega reticencias sobre el idioma y la identidad cultural de Macedonia del Norte, pues considera que cuenta con una amplia comunidad descendiente de eslavos y que no tiene una lengua propia sino que se habla un dialecto del búlgaro. De esta forma cuestiona que exista una identidad macedonia y asegura que se exacerbó artificialmente durante la Yugoslavia de 'Tito'.