UE.- Borrell avanza que como alto representante potenciará la mediación y buscará ir "más allá del mínimo denominador"

Publicado 27/09/2019 17:44:34CET
UE.- Borrell avanza que como alto representante potenciará la mediación y buscar
UE.- Borrell avanza que como alto representante potenciará la mediación y buscar - Oscar Cañas - Europa Press

Tratará de superar la regla de la unanimidad con los mecanismos que prevé el Tratado o planteando la "abstención constructiva"

BRUSELAS, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, que será el próximo Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, ha dejado claro que aspira a "ir más allá del mínimo denominador común" europeo en materia de política exterior.

Además, ha avanzado que potenciará la mediación en conflictos entre sus prioridades y, de hecho, reforzará la capacidad de la UE en este ámbito con un grupo de asesores senior con experiencia en mediación.

"Coordinar la acción exterior de la Comisión no será suficiente para ser un actor global eficaz. También necesitamos garantizar la coherencia de nuestras acciones", ha avanzado Borrell en sus respuestas escritas a preguntas de los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara, que examinará su idoneidad para convertirse en el próximo jefe de la diplomacia europea el próximo 7 de octubre.

Borrell defiende que la UE tiene capacidad de influir "cuando actúa unida" y deja claro que aspira "a ir más allá de encontrar el mínimo denominador común cuando hay división entre los Estados miembros", al tiempo que promete ejercer de "intermediario honesto" y desempeñar un papel "proactivo" para construir "consensos" entre los Gobiernos, a fin de promover los intereses de la Unión.

Eso sí, dado que "la acción exterior de la UE puede verse minada cuando hay una falta de unidad dentro de la UE" y ante la necesidad de que la UE a su juicio tome decisiones "más rápido", Borrell ve necesario "superar las limitaciones impuestas" por la norma de la unanimidad para tomar decisiones en materia de política exterior y pide a los Gobiernos "explorar" el uso de las cláusulas en el Tratado que permiten que "algunas decisiones" de política exterior y de seguridad común se adopten por mayoría cualificada.

También plantea la "abstención constructiva" a los Gobiernos como "posibilidad pragmática" para "superar las limitaciones de la votación por unanimidad". "Necesitamos ser flexibles y actuar rápido y decididamente. Buscaré utilizar todos los medios para alcanzar este objetivo, en particular los que ofrece el Tratado de Lisboa", señala.

LIDERAR CON EL EJEMPLO EN IGUALDAD DE GÉNERO

Borrell se muestra convencido de que "la UE necesita utilizar todos los instrumentos a disposición de forma más coherente y estratégica si quiere influir en un mundo caracterizado por una mayor competencia por el poder" y promete desempeñar "plenamente" su papel para "coordinar la acción externa de la Unión para maximizar" su capacidad de influir para proteger los intereses europeos y promover los valores de la Unión, incluidos los Derechos Humanos. También promete liderar "con el ejemplo" para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

El todavía ministro de Exteriores en funciones español promete poner más énfasis además "en la mediación y diálogo" y avanza la creación de un comité asesor de alto nivel de la UE sobre mediación "para reforzar la capacidad estratégica de la UE a través de un grupo de asesores senior con experiencia en mediación" a fin de tener dicha capacidad disponible de forma rápida.

"La mediación es un instrumento de primera repuesta en la acción exterior de la UE", justifica en sus respuestas, en las que defiende un mayor peso de la Unión en la prevención de conflictos, la consolidación de la paz y la mediación.

Borrell defiende además que la autonomía estratégica es "crucial" para la seguridad de la Unión y su capacidad para promover la paz y seguridad en el mundo e insiste en el objetivo de que la UE y los Gobiernos europeos asuman "más responsabilidad por su propia seguridad, con sus socios donde sea posible y solos cuando sea necesario". Por ello también priorizará la adopción del nuevo Fondo Europeo para la Paz propuesto por su antecesora, Federica Mogherini, fuera del presupuesto europeo, para costear "todas" las operaciones militares.

Borrell ha defendido que las iniciativas lanzadas en los últimos años para avanzar en la integración militar del bloque, como la Cooperación Estructurada Permanente en Defensa (PESCO) y el Fondo de Defensa Europeo para incentivar el desarrollo y adquisición conjunta de capacidades militares, contribuirán a reforzar "la capacidad de la Unión de responder a amenazas de seguridad de forma más eficaz".

Eso sí, ha prometido que velará para que los esfuerzos para lograr "una Unión de Defensa Europea genuina" sean "coherentes y consistentes" y para ello trabajará especialmente con la comisaria de Mercado Interior, Industria y Defensa, Sylvie Goulard.

Borrell ha avanzado su compromiso de seguir reforzando la cooperación entre la UE y la OTAN, dejando claro que ambas organizaciones son complementarias y que su objetivo "compartido" no es otro que el de garantizar la seguridad de los ciudadanos y reforzar la relación trasatlántica. "Una dimensión en defensa más fuerte en la UE hace más fuerte a la OTAN", ha defendido.