Publicado 19/10/2020 19:21CET

UE.- Borrell presenta su propuesta para que la UE castigue violaciones de Derechos Humanos

UE.- Borrell presenta su propuesta para que la UE castigue violaciones de Derech
UE.- Borrell presenta su propuesta para que la UE castigue violaciones de Derech - Chr.Dogas/EU Council/dpa

BRUSELAS, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante para Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha presentado este lunes la propuesta de marco legal para que el bloque europeo pueda aprobar un régimen de sanciones por violaciones de Derechos Humanos a nivel global.

Según ha defendido el Alto Representante, esto dará más flexibilidad a la UE para sancionar a aquellos responsables de violaciones graves y abusos de los Derechos Humanos a nivel global, sin importar donde se producen esos abusos o quién es el responsable.

Durante un debate en el Parlamento Europeo, Borrell ha propuesto que el sistema se denomine 'Navalni', puesto que el caso del opositor ruso envenenando con un agente tóxico es el tipo de caso que mejor ilustra los objetivos del nuevo régimen de sanciones.

"Los Derechos Humanos son atacados en todo el mundo. El nuevo régimen de sanciones de la UE será un instrumento poderoso para hacer pagar a aquellos responsables de serias violaciones y abusos en todo el mundo. Es una oportunidad de Europa para no solo ser firmes con sus valores sino también para actuar", ha defendido el jefe de la diplomacia comunitaria.

El Servicio de Acción Exterior de la UE ha indicado que este sistema no reemplazará a las sanciones ya en marcha, algunas de ellas dirigidas a contestar abusos de Derechos Humanos, como en el caso de Siria o Venezuela.

La necesidad de aprobar este régimen ha cobrado mayor relevancia si cabe ante la dificultad de los Veintisiete estados miembro para consensuar medidas ante crisis como la de Bielorrusia. Con este instrumento se podrá agilizar la toma de decisiones ante situaciones así.

El plan lleva meses siendo discutido en el Consejo de la UE, aunque necesitaba de este marco legal para poder entrar en vigor una vez se aprobado. De todas formas, el jefe de la diplomacia europea también tendrá que presentar una nueva regulación para el funcionamiento efectivo del novedoso sistema.