Publicado 19/01/2021 13:44CET

UE.-Bruselas acusa al director de Frontex de poner trabas al control de derechos fundamentales en misiones de la agencia

BRUSELAS, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea cree que el director de la agencia europea de control de fronteras (Frontex), Fabrice Leggeri, ha ofrecido una versión "engañosa" de su gestión de la agencia, en especial sobre los esfuerzos para supervisar el respeto de los Derechos fundamentales en las misiones llevadas a cabo, y ha pedido explicaciones por los retrasos y bloqueos en la puesta en marcha del mecanismo interno para el control en esta materia.

Así consta en una carta enviada el lunes al propio Leggeri y a la comisión de Libertades Civiles e Interior del Parlamento europeo por los servicios de la comisaria de Interior, Ylva Johansson, para aclarar algunas de las explicaciones ofrecidas por carta en diciembre por el responsable de Frotex y que Bruselas considera "engañosas".

Leggeri debió comparecer ante la comisión parlamentaria para rendir cuentas por la presunta connivencia de Frontex con expulsiones en caliente llevadas a cabo en el mar Egeo para evitar que demandantes de asilo llegaran a Grecia desde Turquía y que fueron denunciadas en una investigación realizada por varios medios de investigación europeos.

A esta polémica, que también investiga la Defensora del Pueblo de la UE y por la que los grupos de la Izquierda europea y de Socialistas y Demócratas han pedido su dimisión, se unió la semana pasada el caso abierto por la Agencia europea antifraude (OLAF) contra la agencia que dirige Leggeri por prácticas irregulares.

"Me veo obligada a corregir un número de puntos importantes presentados de manera engañosa, en especial teniendo en cuenta que usted repitió algunas de ellas durante una comparecencia ante la comisión LIBE del Parlamento europeo", avisa la carta avanzada por el diario El País y a la que ha tenido acceso Europa Press.

El documento, redactado por una alta funcionaria en nombre de la comisaria Johansson, se hace eco del compromiso de la agencia por cumplir con el nuevo marco que establece la creación de un mecanismo de supervisión de los Derechos fundamentales, pero replica con la enumeración de retrasos que considera injustificados y critica que la dirección de Frontex ignorara sus recomendaciones para tratar de acortar los plazos.

El nuevo marco para el funcionamiento de Frontex, en efecto, establece la creación de este órgano interno para el que se prevé la contratación de 40 agentes expertos a más tardar en diciembre de 2020, un requisito que la agencia europea no ha cumplido aduciendo trabas burocráticas y también falta de medios. Cumplido el plazo dado a Frontex, la agencia no había contratado a un solo experto para componer este mecanismo, según el Ejecutivo comunitario.

La comisaria, sin embargo, critica la "sorprendente reticencia" de Frontex para seguir las directrices ofrecidas por la Comisión porque considera que ello ha "obstaculizado y retrasado" el importante proceso de poner en marcha la nueva salvaguarda para el respeto de los Derechos fundamentales.

En el contexto de las dificultades halladas, Bruselas pone también en duda la "prolongada ausencia" para cubrir la vacante en la ofician de derechos fundamentales de la agencia desde marzo de 2020 y que ha hecho más complejo el desarrollo del mecanismo de control.

Así las cosas, la carta de la comisaria Johansson concluye instando a Leggeri a ofrecer mayo transparencia y respondiendo a las irregularidades, al tiempo que avisa a Frontex de que todos estos avisos deben ser tenidos en cuenta por la reunión del consejo de dirección de la agencia que tendrá lugar este miércoles y jueves.