UE.- Bruselas amenaza con llevar a Hungría ante el TUE por privar de alimentos a inmigrantes pendientes de expulsión

Publicado 10/10/2019 17:11:35CET

BRUSELAS, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha amenazado este jueves con la posibilidad de denunciar a Hungría ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por privar de alimentos a inmigrantes pendientes de expulsión si en un mes no cumple con sus obligaciones en este sentido.

El Ejecutivo comunitario abrió en junio un expediente sancionador contra Budapest por la situación de los inmigrantes en las zonas de tránsito cerca de la frontera con Serbia, cuya petición de asilo ha sido rechazada y que esperan su expulsión fuera de la UE, por no proveerles de alimentos.

La Comisión dejó claro al Gobierno de Viktor Orban que su estancia obligatoria en las zonas de tránsito equivale a detención y denunció que la retención de alimentos por parte de las autoridades húngaras viola la Carta Europea de Derechos Fundamentales e incumple las condiciones materiales que fija la directiva de retorno.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya ha obligado en varios casos a las autoridades húngaras a suministrar alimentos a personas detenidas en las zonas de tránsito.

La Comisión ha enviado este jueves un dictamen motivado al Gobierno húngaro -el último paso de un procedimiento sancionador antes de llevar el caso ante la Justicia Europea_ dado que las respuestas de Budapest a "no han respondido a las preocupaciones de la Comisión" y le da un mes para "cumplir con las normas relevantes de la UE" o podría llevar el caso ante la justicia europea.

La Comisión ya denunció en julio a Hungría ante el Tribunal de Justicia europeo por su ley que criminaliza la ayuda a inmigrantes y restringe el derecho al asilo, que fue aprobada el pasado mes de junio por el Parlamento húngaro, bautizada 'STOP Soros'.

La ley plantea penas de cárcel para los individuos o grupos que ayuden a presentar solicitudes de asilo a inmigrantes que no tienen derecho a protección o que contribuyan a que extranjeros indocumentados se queden en Hungría.

También introduce nuevos criterios para considerar inadmisibles las peticiones de asilo salvo aquellas de personas que llegan a Hungría directamente de un país en conflicto, donde su vida corre peligro o su libertad esté en riesgo.

Ello impediría a personas que han llegado a Hungría desde un país donde no sufren persecución aunque no se considere un país tercero seguro puedan pedir asilo en Hungría, lo que en opinión de la Comisión supone una restricción del derecho al asilo incompatible con el Derecho Internacional y las normas de la UE, incluida la Carta Europea de Derechos Fundamentales.

Contador