Publicado 24/04/2020 14:16CET

UE.- Bruselas defiende el contrato privado de Von der Leyen con una firma que asesora su comunicación en redes sociales

UE.- Bruselas defiende el contrato privado de Von der Leyen con una firma que as
UE.- Bruselas defiende el contrato privado de Von der Leyen con una firma que as - Etienne Ansotte/European Commiss / DPA

BRUSELAS, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha defendido este viernes el contrato "privado" de la presidenta, Ursula von der Leyen, con una empresa externa que asesora su comunicación en redes sociales, alegando que su análisis se centra exclusivamente en cuestiones "técnicas" y "visuales" de la comunicación social de la presidenta y no interfiere en el contenido político.

Según ha publicado el periódico suizo 'Aargauer Zeitung', Von der Leyen tiene contratados los servicios de la agencia de relaciones públicas alemana llamada Story Machine. Una relación que se inició el verano pasado, cuando ya era candidata a liderar la Comisión, aunque no había asumido todavía el cargo.

Preguntado por este caso, el portavoz principal de la Comisión, Eric Mamer, ha asegurado que se trata de un "contrato privado" de la presidenta y que le permite recibir un análisis periódico y asesoría sobre su rendimiento en redes sociales, negando que este contrato sea público y esté involucrado el Ejecutivo comunitario.

"¿Cuál es exactamente el problema?", ha planteado el portavoz del Ejecutivo comunitario. "Ese contrato es un acuerdo privado y se firmó antes de ser presidenta y cuando fue designada no hubo duda de que sus redes sociales las gestionaría su equipo de comunicación", ha señalado.

En concreto, ha reiterado que la asesoría que recibe de esta agencia se ciñe "estrictamente a la imagen visual" y a cuestiones técnicas. El contenido de los mensajes publicados y de sus declaraciones están validados por la propia presidenta y por su equipo de la Comisión, sin intervención externa, ha argumentado.

Sobre si Von der Leyen podía incurrir en un conflicto de intereses, el portavoz del Ejecutivo comunitario ha quitado hierro al asunto, insistiendo en que en este caso es la dirigente alemana la que paga este servicio y no al revés. "Lo que hablamos aquí es anecdótico, pero por supuesto la presidenta volverá a revisar esto, por si de una forma u otra no se corresponde con alguna ley europea que pueda existir", ha resumido.