UE.-Bruselas plantea incluir a Chile, Costa Rica y Uruguay entre los países de los que no se aceptarán demandas de asilo

Actualizado 21/02/2006 19:04:41 CET

BRUSELAS, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, propuso hoy al Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea no aceptar demandas de asilo procedentes de once países considerados "seguros", entre ellos Chile, Costa Rica y Uruguay, según informaron fuentes comunitarias. La delegación española se opuso a la inclusión de los tres Estados latinoamericanos.

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, consideró que no tiene sentido incluir a estos países en dicha lista, por considerar puede dar lugar a malas interpretaciones, y preguntó a los asistentes si alguno en la mesa había recibido alguna solicitud de asilo procedente de estos países, según fuentes diplomáticas españolas.

Además, en la lista presentada por Frattini a los Veinticinco figuran Benin, Botsuana, Cabo Verde, Ghana, Mali, Mauricio, Senegal y Tanzania. La UE lleva años discutiendo la posibilidad de elaborar un listado con países de los que no se aceptarían solicitudes de asilo, pero los Estados miembros nunca se han puesto de acuerdo sobre los criterios que deben tenerse en cuenta para confeccionarla ni sobre los países que deberían estar incluídos.

El pasado 1 de diciembre de 2005 los ministros aprobaron la directiva de asilo en la que se recogen los requisitos mínimos sobre los procedimientos que se deben adoptar para conceder el estatus de refugiado. El artículo 29 de la directiva establece que el consejo deberá adoptar, por mayoría cualificada, a propuesta de la Comisión y tras consultar con el Parlamento Europeo, una lista común de terceros países que deben ser considerados como "países de origen seguros" por los Estados miembros.

Según el artículo 30 de la misma directiva, los Estados miembros pueden mantener o introducir leyes que permitan considerar a terceros países, distintos de los ya incluidos en la lista común, como países de orígen seguros a la hora de examinar las peticiones de demanda de asilo. Por otro lado, el Consejo mantuvo un intercambio de puntos de vista con el comisario respecto a la iniciativa de crear equipos de expertos de la UE para que asistan a los Estados miembros que sufren presiones migratorias repentinas de demandantes de asilo, como el caso de España en Ceuta y Melilla, Italia en la isla de Lampedusa, Malta o Eslovenia.

Asimismo, aboga por adoptar un enfoque común en gestión de la información de los países de origen, elemento fundamental a la hora de decidir si se acepta o no una petición de asilo. Estas propuestas están contenidas en una comunicación adoptada por el Ejecutivo comunitario con medidas para reforzar la cooperación práctica entre los países de la UE a la hora de gestionar los problemas ligados al asilo.

Asimismo, Bruselas plantea la necesidad de que los países que se enfrentan a este tipo de presiones migratorias puedan acceder a fondos comunitarios de forma más rápida y con un mínimo proceso burocrático.

La otra iniciativa prioritaria consiste en acelerar la cooperación en la recogida, el uso y la evaluación de información sobre los países de origen de los demandantes de asilo. Se trata de un "elemento clave" para que las autoridades conozcan quien necesita y quien no protección internacional.

Ahora existen situaciones muy diferentes según el Estado miembro del que se trata, y el Ejecutivo comunitario propone crear un portal común donde los países puedan vincular sus bases de datos, de manera que los Estados miembros que no tengan los recursos suficientes para obtener esta información puedan beneficiarse.

A largo plazo, el objetivo de Bruselas es crear durante el segundo semestre de 2007 una base de datos europea basada en directrices comunes.