Publicado 16/09/2020 16:30:20 +02:00CET

UE.- Bruselas quiere "abolir" las reglas actuales de asilo para una nueva gestión común que combine asilo y expulsiones

UE.- Bruselas quiere "abolir" las reglas actuales de asilo para una nueva gestió
UE.- Bruselas quiere "abolir" las reglas actuales de asilo para una nueva gestió - Socrates Baltagiannis/dpa

BRUSELAS, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La propuesta de reforma de la política de asilo y migración que presentará la próxima semana la Comisión Europea "abolirá" las reglas actuales del reglamento de Dublín, que deja toda la carga de la acogida en los países de entrada, para crear un nuevo modelo con "estructuras comunes" de asilo y expulsiones, según ha dicho este miércoles la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen.

"En la base del Pacto de migración está el compromiso de crear un sistema más europeo. Puedo anunciar que aboliremos el reglamento de Dublín y lo reemplazaremos por un nuevo sistema europeo de gobernanza de la migración, que tendrá estructuras comunes para el asilo y el retorno y también un muevo y sólido mecanismo de solidaridad", ha resumido Von der Leyen, en un debate sobre el Estado de la Unión en el pleno del Parlamento Europeo.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha subrayado en su exposición que la cuestión migratoria es "un desafío europeo" y por tanto "toda la UE tiene que poner de su parte", al tiempo que ha advertido de que "salvar vidas en alta mar no es opcional" y que se debe apoyar a los países que cumplen con sus "obligaciones legales y morales" o están más expuestos a las rutas irregulares.

El Ejecutivo comunitario revelará los detalles de su propuesta el próximo miércoles, 23 de septiembre, tras casi un año de contactos con las capitales para tratar de superar las "divisiones profundas" que la propia Von der Leyen ha reconocido que existen entre Estados miembro desde la crisis de 2015 y por las que hay "cicatrices aún visibles" entre los socios.

Bruselas asegura desde hace semanas que su propuesta contará con un mecanismo de solidaridad "fuerte" para asegurar que se reparte la carga de la acogida entre los Estados miembro en caso de que uno o varios países se enfrenten a una presión migratoria que no pueda gestionar solo.

Sin embargo, este principio ya fue una de las claves de una propuesta anterior de la Comisión de Jean-Claude Juncker que fracasó por la negativa firme de varios países como Hungría o Polonia a asumir ningún tipo de responsabilidad en este reparto.

Además, la falta de detalles sobre la arquitectura de esa solidaridad hace recelar a algunos países que temen una solución "a la carta", según fuentes diplomáticas, para salvar las reservas de los gobiernos más alejados.

Los servicios de la comisaria de Interior, Ylva Johanson, y del vicepresidente responsable de Migración, Margaritis Schinas, trabajan en una propuesta que combinará ese "mecanismo de solidaridad" con un refuerzo de la frontera exterior, a través de la guarda europea de fronteras y de la lucha contra las mafias que trafican con personas.

El nuevo modelo también está pensado para potenciar la cooperación con los países de salida y tránsito de los migrantes irregulares, con el fin de agilizar las expulsiones de las personas que no obtengan la protección de refugiado en la UE. Otra de las ideas que el Ejecutivo comunitario rescata de proyectos anteriores es la de crear canales legales y estables de entrada a la UE.

Von der Leyen ha prometido ante la Eurocámara una propuesta "humana", capaz de aunar los principios de "solidaridad" y "responsabilidad" que desde 2015 enfrentan a los Estados miembros en su forma de ver la reforma que necesita la política migratoria europea.

También ha explicado que se establecerá un "estrecho vínculo" entre el asilo y las expulsiones porque Bruselas quiere establecer una "distinción clara" entre las personas que tienen derecho a la protección internacionales y quienes no logran este estatus y deben abandonar la UE.

"No tenemos más elección que la de demostrar que somos capaces de gestionar juntos la cuestión migratoria. La imagen de los campamentos de Moria nos recuerdan dolorosamente que Europa debe actuar con unidad", ha dicho Von der Leyen.

La política alemana ha recordado que Bruselas está trabajando con Atenas en un proyecto piloto para instalar un nuevo campamento en Lesbos tras quedar arrasado el de Moria, con el objetivo de apoyar a las autoridades griegas en la tramitación de los expedientes de asilo y expulsiones, así como para mejorar las condiciones de vida de los refugiados.

Sin embargo, Von der Leyen ha insistido en este punto en que la Comisión está redoblando los esfuerzos pero espera que "todos" los Estados miembros intensifiquen también los suyos para resolver las diferencias en materia migratoria y "recuperar la confianza entre nosotros".

Contador