Publicado 22/03/2021 19:03CET

UE/China.- Borrell ve "inaceptable" la respuesta de China y le pide que abra un diálogo sobre Derechos Humanos

HANDOUT - 22 March 2021, Belgium, Brussels: European Union High Representative for Foreign Affairs Josep Borrell speaks during a press conference following the EU foreign ministers meeting in Brussels. Photo: Mario Salerno/European Council/dpa - ATTENTION
HANDOUT - 22 March 2021, Belgium, Brussels: European Union High Representative for Foreign Affairs Josep Borrell speaks during a press conference following the EU foreign ministers meeting in Brussels. Photo: Mario Salerno/European Council/dpa - ATTENTION - Mario Salerno/European Council/d / DPA

BRUSELAS, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha considerado "inaceptable" las sanciones adoptadas por China contra la Unión Europea, en respuesta a las medidas europeas por la situación de los uigures en Xinjiang, y ha reclamado a Pekín que se comprometa con el diálogo sobre Derechos Humanos.

"Las medidas chinas nos parecen inaceptables y no responden a nuestras legítimas preocupaciones. Queremos que China se comprometa con el diálogo sobre Derechos Humanos y no continúe confrontando", ha señalado el jefe de la diplomacia europea, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores en el que los Veintisiete se han enterado de la represalia china.

Borrell ha defendido que las sanciones europeas, aprobadas en el marco del instrumento contra abusos de Derechos Humanos, buscan proteger las libertades en esta región china y no se pueden entender como una medida concreta contra China. "La UE no va a cambiar su determinación en defensa de los Derechos Humanos y seguirá actuando contra las violaciones de derechos, independientemente de donde se cometan", ha afirmado.

Las primeras sanciones de la UE a China en los últimos treinta años han sido rápidamente respondidas por Pekín con medidas que afectan a diez políticos y cuatro entidades de la UE. Las autoridades chinas han contestado así a la decisión de los ministros de Exteriores del bloque comunitario de imponer restricciones contra cuatro funcionarios chinos por la situación de los Derechos Humanos en la provincia de Xinjiang.

Alega la UE que estos dirigentes son responsables de la represión de la minoría uigur, que es sometida a programas de vigilancia, detención y adoctrinamiento, algo que las autoridades chinas descalifican subrayando que las sanciones comunitarias se basan en "mentiras y desinformación".

En todo caso, se trata de las primeras medidas contra dirigentes chinos que aprueba la UE desde la masacre de Tiananmen en 1989 y amenazan con dañar el equilibrio en las relaciones con China, después de que se culminara a finales de año un principio de acuerdo comercial para facilitar el acceso al mercado chino a las empresas europeas, una negociación que se desarrollado mientras se deteriora la situación en Hong Kong.

Preguntado por si la maniobra de las autoridades chinas puede cambiar la relación entre Bruselas y Pekín, el Alto Representante no ha dudado en valorar que este paso genera "una nueva atmósfera" en las relaciones y ha indicado que en su momento los líderes de la UE valorarán todos los acontecimientos relativos a las relaciones.

Contador