Publicado 04/12/2020 17:53CET

UE.- Uno de los consejeros del MUS (BCE) apuesta por extender 6 meses el veto a los dividendos

FILED - 04 July 2011, Baden-Wuerttemberg, Karlsruhe: Euro coins lie on a Euro flag. The rate of inflation in the 19 countries of the eurozone recuperated slightly to 0.4 per cent in July, according to a first estimate from EU statistical office Eurostat.
FILED - 04 July 2011, Baden-Wuerttemberg, Karlsruhe: Euro coins lie on a Euro flag. The rate of inflation in the 19 countries of the eurozone recuperated slightly to 0.4 per cent in July, according to a first estimate from EU statistical office Eurostat. - picture alliance / Uli Deck/dpa - Archivo

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La recomendación a los bancos europeos de no repartir dividendos debería prorrogarse durante otros seis meses ante la incertidumbre que aún persiste en el escenario económico, según ha señalado el representante irlandés en el Consejo de Supervisión del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE y subgobernador del Banco Central de Irlanda, Ed Sibley, quien ha reconocido, sin embargo, la dificultad de llevarlo a la práctica.

"En general, estaríamos mejor si esperásemos otros seis meses", dijo Sibley en declaraciones a la agencia Bloomberg, aunque el banquero admitió dificultades a la hora de implementar en la práctica dicha recomendación ante la incertidumbre jurídica sobre la capacidad de la entidad para imponer una prohibición generalizada al sector. "Si podemos hacer eso en la práctica es un verdadero desafío", añadió.

El BCE decidió a finales del pasado mes de julio extender hasta el 1 de enero de 2021 su recomendación a la banca de no repartir dividendos y no efectuar recompras de acciones propias para preservar el capital de las entidades, aunque indicó que revisaría su posición al respecto a finales de 2020.

En este sentido, se espera que el supervisor bancario se pronuncie al respecto en las próximas semanas, una vez que el BCE haya anunciado su nuevo cuadro macroeconómico, lo que está previsto que suceda el próximo jueves, coincidiendo con la reunión del Consejo de Gobierno de la institución.

"No prohibimos los dividendos, expresamos nuestra opinión sobre ellos y creo que eso es lo más lejos que podemos llegar esta vez", dijo Sibley, para quien la cuestión se centra en cómo implementar algo que sea práctico y que resista algún grado de escrutinio. "Creo que ahí es donde estamos teniendo el debate", añadió.

En cuanto a la posibilidad de que el BCE autorice a repartir dividendos solo a los bancos más saneados, Sibley apunta que esto podría llevar a las entidades a priorizar los intereses a corto plazo de los inversores sobre su posición financiera a largo plazo.

"En general, creo que sería mejor esperar. De forma práctica, no sé cómo se va a lograr eso, así que tendremos que pensar en algo que se encuentre en el medio", reconoció.