UE.- El consumo de energía en la UE se mantuvo estable en 2018 y se sitúa un 5% por encima del objetivo para 2020

Publicado 04/02/2020 12:51:57CET

BRUSELAS, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consumo de energía en el conjunto de la Unión Europea se mantuvo estable en 2018, con una reducción del 0,71% de la energía primaria y del 0,02% de la energía final, lo que supone un 4,9% por encima del compromiso del bloque de reducir un 20% el consumo energético en 2020, según datos de la oficina de estadística Eurostat.

En España, el consumo de energía primaria alcanzó el pasado año las 124,6 millones de toneladas equivalentes, que representa una reducción del 0,95% con respecto al consumo registrado en 2017. Por el contrario, España aumentó un 2,6% su consumo de energía final, desde las 84,6 millones de toneladas de 2017 hasta las 86,8 millones de 2018.

La UE se fijó el objetivo de reducir un 20% el consumo de energía al final de esta década. En concreto, para cumplir esta meta, el consumo de energía primaria en 2020 no debería superar las 1.312 millones de toneladas equivalentes y el de energía final debería estar por debajo de las 959 millones de toneladas equivalentes.

En 2018, la UE de los Veintisiete --sin tener en cuenta ya a Reino Unido-- acumuló un consumo de energía primaria de 1.375,7 millones de toneladas, una cifra que es un 4,9% superior al objetivo de 2020. En cuanto al energía final, el consumo del bloque el pasado año fue de 989,5 millones de toneladas, que es un 3,2% superior al objetivo.

Para 2030, la UE tiene la meta de reducir el consumo energético un 32,5%, lo que supone no superar entonces el umbral de 1.128 millones de toneladas de energía primaria y de 846 millones de toneladas de energía final.

Por países, el consumo de energía primaria creció en 12 de los 27 socios comunitarios, mientras que once de ellos lo redujeron y en cuatro se mantuvo estable. Los mayores incrementos fueron registrados en Estonia (9%), Letonia (5%) y Luxemburgo (4%). Por contra, las mayores disminuciones fueron las registradas por Bélgica (-5%), Grecia y Austria (-3%) y Alemania y Eslovaquia (-2%).

En cuanto al consumo de energía final, aumentó en 15 de los 25 Estados miembros, se mantuvo estable en seis de ellos y se redujo en otros seis. Creció, sobre todo, en Malta (6%), Irlanda (5%) y Letonia y Luxemburgo (4%). Por el contrario, cayó principalmente en Grecia (.5%), Austria (-3%) y Alemania (-1%).

Contador