Actualizado 05/12/2006 17:05:39 +00:00 CET

UE/Cuba.- Dos vicepresidentes de la Eurocámara piden que la UE financie a la oposición en Cuba

BRUSELAS, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Dos de los catorce vicepresidentes de la Eurocámara, el conservador británico Edward McMillan-Scott, y el liberal polaco Januz Onyszkiewicz, pidieron hoy que la Unión Europea financie a la oposición en Cuba para fomentar la transición democrática y no perder terreno frente a Estados Unidos en un momento de cambios por la enfermedad de Fidel Castro.

McMillan-Scott propuso que las ayudas comunitarias a la oposición cubana se canalicen a través de la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos --que agrupa todos los fondos de la UE destinados a promover los Derechos Humanos--, ya que a partir del 1 de enero de 2007 este instrumento "podrá financiar directamente a actores políticos y de la sociedad civil".

El vicepresidente del Parlamento Europeo aseguró que no está hablando de "cambio de régimen" porque no le gusta esta terminología, y sugirió que estas ideas de financiar a la oposición ya se están manejando en la Comisión. El enfoque europeo, dijo, debe consistir en "promover el concepto de democracia, Derechos Humanos, estados de derecho y libertades fundamentales, y con la Iniciativa tenemos un mecanismo para hacerlo".

Admitió que este instrumento no puede aplicarse a todos los países conflictivos del mundo, pero insistió en que "Cuba es el tipo de país que necesita cambios desesperadamente". "La UE no puede quedarse quieta sin hacer nada y dejar todas las iniciativas a los americanos", aseguró. Recalcó que ya está claro que Castro está "extremadamente enfermo" y que posiblemente padece un "cáncer de estómago".

"La UE tiene la capacidad de hacer mucho más de lo que está haciendo", insistió McMillan, que visitó Cuba a finales de octubre y se reunió con el opositor Oswaldo Payá y las Damas de Blanco, a las que la Eurocámara otorgó en 2005 el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia pero que todavía no lo han recibido porque no han sido autorizadas a viajar a Estrasburgo.

Por su parte Onyskiewitz dijo que los cubanos se encuentran en una situación de "falta de perspectivas" y por ello la UE tiene que mostrarles que la estabilidad de la que han gozado con el comunismo es compatible con la libertad. "Darles una asistencia eficaz a través de este nuevo instrumento, que será más flexible que los anteriores, puede hacer avanzar las cosas. No tenemos que esperar al cambio de poderes en Cuba, el tiempo se acaba", advirtió.

A su juicio, la ayuda a los cubanos es una "obligación moral" de la UE y especialmente para los países de la ampliación que han vivido en el comunismo y han visto su caída. "Sería malo que se deje sólo a Estados Unidos actuar en Cuba", indicó.